El BLOC de Gandia solicita a Orengo que presente la declaración de la renta de las empresas públicas


Somos una Gran Ciudad. Una ciudad que también tiene el honor de ocupar el séptimo lugar en el ranking de ciudades más endeudadas del Estado Español.




 

El BLOC de Gandia solicita a Orengo que presente la declaración de la renta de las empresas públicas

El Alcalde de Gandia presentó el pasado viernes su declaración de la Renta para la Hacienda Pública. Este año le vuelven más de 700 euros y lo más llamativo es que cobra más de 3.000 euros al mes. Mientras el Alcalde pidió que todos los portavoces declararan sus suyos bienes, desde la oposición le han contestado que los primeros que deben declararlo son los propios ediles socialistas y sus asesores, y que a los ciudadanos les interesa más las cuentas económicas de las empresas públicas que no la declaración personal de Orengo.

La secretaria Local del Bloque Nacionalista Valenciano de Gandia, Lorena Milvaques, ha instado al Alcalde Orengo a que dé un paso más allá y declare públicamente la situación real de las arcas municipales y lo que le está costando a la ciudadanía su política de grandes gastos.

El BLOC ha pedido a Orengo que haga también la declaración de la Renta del Ayuntamiento y las empresas públicas, para conocer el estado real del endeudamiento municipal y un verdadero ejercicio de transparencia hacia la ciudadanía ya que los grupos de la oposición han vuelto a denunciar que se los esconde toda la información solicitada.

Desde el BLOC recuerdan los tropiezos continuos del gobierno municipal para conocer este tipo de información. De hecho, es prácticamente imposible saber cuál es el estado de endeudamiento del consistorio y de las empresas públicas, esas agencias especializadas en colocar amigos y pedir los préstamos que el ayuntamiento  ya no puede alcanzar legalmente para después inyectarle dinero, liquidez a la economía municipal.

Hemos visto, por ejemplo, como el Ayuntamiento le da 3 millones de euros a la empresa del gasto corriente y esta se los vuelve al Ayuntamiento comprándole parcelas pero ahora, como el ingreso es por la venta de suelo, el Ayuntamiento ya puede destinarlos a inversiones. O, el caso de los alquileres,  millonarios, desorbitados y por encima del precio de mercado, de dos locales a la ciudad y el Grao. Dos locales que son municipales (pertenecen en la empresa pública), que se han comprado con el dinero de la ciudadanía, pero que el ayuntamiento alquila  en la empresa por valor de 4.000 y 6.900 euros mensuales, respectivamente. Es decir, pagamos dos veces por el mismo y una cantidad escandalosamente inmoral. Por cierto, aún estamos esperando los informes de tasación de mercado que justifican el precio, tal y como obliga la ley.

Todo eso, la legislatura en que Orengo, con la inestimable ayuda de la derecha local, ha dispuesto de los mayores recursos económicos de la historia de la ciudad. Un ingresos que ya se han desperdiciado, sin que, lamentablemente, toda esta disponibilidad económica, espectacular y sin precedentes, haya tenido ninguna incidencia en la tasa de paro de nuestra ciudad que, por primera vez en la historia, se sitúa por encima de la del estado español y crece a un ritmo superior a la del estado y a la de la comunidad autónoma.

Para el BLOC urge la aplicación de un Plan de Reducción de la Deuda o de Viabilidad Económica Municipal.