La Mancomunitat de Municipis de la Safor se ha disuelto


La Mancomunitat de Municipis de la Safor se ha disuelto tras el último pleno en el que como único punto en el orden del día figuraba la aprobación del acta anterior. Tras este plena, la hasta ahora presidenta, Pepa Chesa, dirigió a los asistentes unas palabras de recuerdo y agradecimiento por su participación en el ente comarcal. Previo al pleno, se celebró una reunión entre los grupos que han de conformar la nueva Mancomunitat en la que el PP lanzó una propuesta para determinar quién ha de ostentar la presidencia de la entidad. Según los populares, sería una muestra de participación establecer un turno rotativo en la presidencia, ostentándola cada año una de las fuerzas políticas con mayor representación, turno que iniciaría el PSOE, seguiría el PP, el BLOC y finalizaría de nuevo el PSOE. La propuesta ha quedado pendiente de estudio y se tendrá que decidir la próxima semana.




 

La Mancomunitat de Municipis de la Safor se ha disuelto

Federico Millet ha asegurado en la presentación de su candidatura, que se trata de una decisión de conjunto y no personal, que se presenta a presidir FAES porque se siente apoyado por un amplio grupo de gente que son los miembros de la junta directiva de su asociación, y porque piensan que el dinamismo y la evolución de ASEMHTSA de los últimos cuatro años son el aval suficiente para demostrar de lo que son capaces de hacer.

Millet ha insistido en que se trata de una opción de equipo y que entre sus objetivos fundamentales estaría el de dinamizar más si cabe la federación, ampliar el número de miembros, realizando contactos fundamentalmente con sectores que se han quedado de momento fuera como serían el sector agrícola y hortofrutícola , además de conseguir una mayor implicación de las asociaciones.

Un cuidado especial por el pequeño y mediano empresario, que son la mayoría de los existentes en la comarca, además de una ambición por mejorar las infraestructuras de la Comarca, son también objetivos fundamentales a conseguir. Eso sí, Millet asegura que el movimiento empresarial es dinámico y el asociativo también está vivo, por lo que las líneas fundamentales a seguir deberán también ir cambiando según las necesidades de los empresarios y la sociedad.