El BNV de la Font d’En Carros hace un balance de estos primeros seis meses de gobierno


El BNV de la Font d’En Carros ha hecho un balance de estos primeros seis meses de gobierno y denuncia el que consideran como talante totalitario del gobierno municipal. Según el portavoz del Bloc, Miquel Fuster, el gobierno de la socialista Inma Monzó ha editado un BIM similar al NODO franquista y donde no se deja participar a las demás fuerzas políticas o a las diferentes asociaciones. Además indica que es mantiene en secreto cuestiones importantes como el PGOU o que la política cultural es absolutamente partidista, en referencia al I Premio de Investigación Local que se va a celebrar en La Font y que llevará el nombre del socialista Alfons Cucó, en detrimento del lexicógrafo local Francesc Ferrer Pastor. Fuster también ha criticado el recorte de las aportaciones destinadas a la oposición junto al incremento desmesurado de los ingresos socialistas y en especial de la alcaldesa, así como el uso de los fondos europeos de Fomento de Ocupación para generar clientelismo. Según los nacionalistas, esto supone un incumplimiento de cualquier comportamiento democrático y del programa electoral socialista que abogaba por el aprovechamiento del capital individual de los vecinos y por hacer un pueblo abierto y participativo.




 

El BNV de la Font d’En Carros hace un balance de estos primeros seis meses de gobierno

Federico Millet ha asegurado en la presentación de su candidatura, que se trata de una decisión de conjunto y no personal, que se presenta a presidir FAES porque se siente apoyado por un amplio grupo de gente que son los miembros de la junta directiva de su asociación, y porque piensan que el dinamismo y la evolución de ASEMHTSA de los últimos cuatro años son el aval suficiente para demostrar de lo que son capaces de hacer.

Millet ha insistido en que se trata de una opción de equipo y que entre sus objetivos fundamentales estaría el de dinamizar más si cabe la federación, ampliar el número de miembros, realizando contactos fundamentalmente con sectores que se han quedado de momento fuera como serían el sector agrícola y hortofrutícola , además de conseguir una mayor implicación de las asociaciones.

Un cuidado especial por el pequeño y mediano empresario, que son la mayoría de los existentes en la comarca, además de una ambición por mejorar las infraestructuras de la Comarca, son también objetivos fundamentales a conseguir. Eso sí, Millet asegura que el movimiento empresarial es dinámico y el asociativo también está vivo, por lo que las líneas fundamentales a seguir deberán también ir cambiando según las necesidades de los empresarios y la sociedad.