La playa de Bellreguard se vestirá de blanco para las próximas temporadas


De cara a la temporada alta de verano, el Ayuntamiento se ha reunido con la Asociación de hosteleros del municipio para tratar el tema de la instalación de terrazas y toldos en la vía pública, tanto del pueblo como de la playa. El acuerdo al que llegaron pretende unificar la imagen exterior de los establecimientos y ofrecer una mayor calidad tanto en los servicios como en lo referente a la estética y a la imagen que, en su conjunto, puedan dar estos establecimientos.




 

La playa de Bellreguard se vestirá de blanco para las próximas temporadas

La uniformidad de la imagen se aplicará de forma progresiva en cada uno de los comercios hosteleros, y hace referencia al color de los elementos utilizados en las terrazas y toldos y del propio mobiliario. Es por eso que el acuerdo contempla la utilización de elementos de color blanco en la playa y de color rojo burdeos en el pueblo.

 

De esta manera, el acuerdo sobre la ocupación de la vía pública será positivo para establecer unos criterios que evitan la consolidación de la vía pública por parte de los comercios hosteleros, es decir, para que se respetan los plazos de ocupación puesto que el mobiliario y los distintos elementos no podrán estar colocados durante todo el año, sino que habrán de ser desmontados al menos tres meses. Además, con la homogeneidad en la imagen del mobiliario exterior se evitarán aquellos elementos publicitarios que puedan dañar la estética de los comercios.