El PP de Gandia acusa al gobierno de presionar a los ciudadanos con su acto de esta tarde


Boix ha lamentado que Gandia, una ‘gran ciudad' del siglo XXI tenga una oposición del siglo XIX.




 

El PP de Gandia acusa al gobierno de presionar a los ciudadanos con su acto de esta tarde

El coordinador del Gobierno local y concejal socialista, Alfred Boix, ha salido al paso de las críticas realizadas por el Partido Popular en referencia al acto que se celebra hoy viernes bajo el lema: “Gandia nos Une”, asegurando que mientras a los ciudadanos nos une Gandia, al PP sólo le une la necesidad de ganar las próximas elecciones municipales.

El coordinador del Gobierno local y concejal socialista, Alfred Boix, ha afirmado que el acto  lo organiza y la paga el grupo municipal socialista mientras que era Orange Market quien hacía los actos electorales del PP, según consta en el sumario del caso Gürtel.

Boix ha lamentado la forma de hacer oposición del PP y ha asegurado que “Arturo Torró no está invitado a este acto porque a él no le une Gandia sino intentar retrasar proyectos beneficiosos para la ciudad como la reforma de Simancas, la construcción de los pasos de viandantes de la carretera Nazaret-Oliva por la playa o la reurbanización de la Vila Nova y, ahora, el paseo de las Germanías”.

Y sobre la "coincidencia" que un corazón sea el motivo principal de las invitaciones al acto y de una reciente campaña institucional del ayuntamiento, se limitó a contestar que "es que estamos enamorados de Gandia".

Alfred Boix ha tildado de  “indignas e injustificables” las acusaciones de presión a los invitados al acto, asegurando que “todas las personas que vayan a este acto lo harán de forma libre, sin ninguna presión”, y ha añadido que “los únicos que están haciendo presión para Gandia son los miembros del PP por el nerviosismo que les provoca este acto que nos une a miles de gandienses por encima de ideologías”.

La sombra de Gürtel vuelve a planear sobre el PP:

Sobre las dudas que el PP ha querido lanzar hoy acerca de quien paga el acto “Gandia nos une”, Boix ha afirmado que el “sufraga íntegramente el Grupo Municipal Socialista” y ha lamentado que “precisamente sea el PP quien lo critico cuando hay facturas que demuestran que sus actas electorales los pagaba Orange Market, empresa implicada al sumario del caso Gürtel” que afecta al Partido Popular de la Comunidad Valenciana, mostrando una factura incorporada en el sumario de la trama corrupta en que se refleja un pago de Arturo Torró a Orange Market por los servicios prestados en un acto electoral del PP en Gandia.

Boix ha acabado su comparecencia comparando la ejecutiva del PP con una serie de dibujos animados, Los autos locos. Según Boix, el PP sería como “el escuadrón de la muerte, con su líder, Arturo Torró, como Pierre Nodoyuna y sus ayudantes Tontín, Tontón y Patán”.

Por su parte el Partido Popular de Gandia ha contestado en la voz del Secretario General del grupo municipal, Guillermo Barber, quien ha señalado que Boix sólo se dedica a insultar a los miembros de la oposición en lugar de atender a las necesidades de los ciudadanos que es para lo que le votaron y que sólo mira por sus propios intereses personales con el objetivo de perpetuarse en el poder.

El Secretario General del PP de Gandia, Guillermo Barber, ha manifestado que la reacción del coordinador del gobierno gandiense Alfred Boix, demuestra que él sólo mira por sus propios intereses personales con el objetivo de perpetuarse en el poder.

Así pues, la nueva Campaña del gobierno que lleva por título " Gandia nos une" y que tendrá lugar esta tarde en la casa de la Marquesa de Gandia, llega precedida de una nueva pelea política.

La concejala popular aludió también que un gran corazón preside las tarjetas de invitación al acto, poniendo de manifiesto que la última gran campaña publicitaria del ayuntamiento, la que da las gracias a los vecinos por la declaración de Gran Ciudad, tiene también como motivo principal un corazón.

Ripoll, que consideró que el acontecimiento es "un acto clarísimamente preelectoral", añade que " Gandia es una ciudad del siglo XXI, no del lejano Oeste ni una república banano donde se puedan montar actas para ofrecer nuevas glorias al máximo dirigente".
Empleados de las empresas públicas del Ayuntamiento de Gandia trabajan en la organización de la fiesta " Gandia nos une", que prepara el Grupo Municipal socialista para hoy como un acto de adhesión ciudadana a la acción del Gobierno local a un año de las elecciones.

El PP desveló ayer la presencia de personal de las sociedades municipales en la organización del acontecimiento y la admitió después el gobierno local. No obstante, el coordinador del ejecutivo, el socialista Alfred Boix, matizó que los trabajadores de las empresas públicas que participa en la preparación, lo hacen fuera de su horario laboral.

La fiesta la convoca José Manuel Orengo a título personal y la sufragan miembros del Grupo Socialista, aunque se desarrollará sin simbología de partido. El PP dejó ayer claro que no irá, entre otras cosas porque no está invitado. Los ediles populares denunciaron la "confusión" que, en su opinión, se da entre la acción de partido y la gestión municipal en el acontecimiento.

La concejala popular Carla Ripoll aseguró que gente contratada por sociedades mercantiles creadas por el gobierno de Gandia está yendo a hablar con los representantes de asociaciones y entidades de la ciudad para grabarlos en vídeo declaraciones que se proyectarán en el acto, y los dan un manifiesto -de adhesión- porque lo signan. Para el PP, eso es "presionar" a los representantes vecinales y del asociacionismo, dado que, además, concejales socialistas, en lugar de gestionar, están dedicando el tiempo a gritar los presidentes para que acudan al acto. Con eso, les ponen entre la espada y la pared, porque muchos de estos colectivos sobreviven gracias a los convenios con el ayuntamiento.