NNGG Gandia solicita que Prieto dimita a la beca o dimita por mentir


Tras más de una semana desde la publicación de las listas de beneficiados con las becas del programa “la Dipu te Beca”, NNGG Gandia quiere reafirmarse en sus denuncias indicando que, siguen sin publicarse las puntuaciones obtenidas y que en el caso concreto del Secretario General de Juventudes Socialistas, J.M. Prieto, se ha incurrido en presunto trato de favor al ser beneficiario de dos becas.




 

NNGG Gandia solicita que Prieto dimita a la beca o dimita por mentir

En lo referente a la no publicación de la lista de puntuaciones de todos y cada uno de los inscritos en el programa de becas desde NNGG, se “conmina” al gobierno municipal a que presente “de inmediato y con exposición publica la lista de baremaciones –entrevista incluida- de todos y cada uno de los jóvenes que presentaron la solicitud” e inmediatamente después “pedir disculpas a los jóvenes de Gandia por la actitud oscura y lóbrega del gobierno de Orengo”.

 

Para el Presidente de NNGG Gandia, Víctor Soler, “el que a día de hoy sigan sin exponerse las puntuaciones refrenda la postura mantenida por el colectivo de jóvenes populares que denunció un presunto trato de favor hacia miembros destacados del PSOE".

 

 A todo ello se suma el agravante del caso Prieto. Y todo ello porque la beca obtenida por el Secretario General de Juventudes Socialistas incurre en incompatibilidad. Explicamos porque:

 

En el área de comunicación –beca a la que optaba Prieto- se ofertaban un total de dos plazas; pues bien, expediente en mano (sin contar la fase de entrevista), Prieto ocupaba el tercer lugar. Lo curioso del caso es que tras la entrevista, ni el primero ni el segundo por expediente (prueba objetiva) lograron las becas. Es por ello que Soler considera que “Prieto, al igual que otros muchos jóvenes de Gandia, puede tener un brillante expediente, pero lo cierto es que sino fuera por la entrevista con una Comisión Evaluadora proPSOE, no hubiera accedido a la beca”.

 

Pero además se suma el hecho de que Prieto incumple de forma flagrante el artículo octavo de las bases de las Becas de la Diputación, donde consta que “El disfrute de las becas y subvenciones concedidas al amparo de esta convocatoria es incompatible con cualquier otra beca o ayuda para la misma o análoga finalidad financiada con fondos públicos o privados españoles o comunitarios así como con el desarrollo de una actividad laboral.”

 

Y todo ello porque Prieto ha sido beneficiado con otra ayuda en forma de colaboración otorgada por el IMAB y el Ayuntamiento de Gandia y por la que recibe una contraprestación económica, es decir, remunerada por lo que “no puede dar lecciones de ningún tipo. Prieto se va a beneficiar de dos becas remuneradas de forma simultanea, y esto no es lo peor –añade Soler- sino que está incumpliendo de forma clara la base octava de las becas de la Diputación.”

 

Para NNGG lo peor de todo ello es que Prieto aseguró en un comunicado de prensa que él no cobraba por realizar el voluntariado de biblioteca, cosa que no es cierta como demostramos en el presente comunicado. Por tanto, Prieto ha quedado acreditado como un mentiroso y con ello sólo le queda una salida, renunciar a la beca o dimitir de su cargo. “Gandia no merece un representante público que mienta”, ha añadido Soler, “ha situado a su organización en una posición política complicada y desde luego ha dado un ejemplo nefasto para los jóvenes que nos dedicamos a la política”

 

Para Soler, “Prieto puede contraatacar con el sueldo de quien considere oportuno, allá él y su conciencia, pero debe responder de forma pública presentando su baremación –entrevista incluida- e inmediatamente después renunciar a una de las dos becas de las que disfruta por una sencilla cuestión de decencia política”.

 

Si Prieto tilda de “persecución política” la denuncia por parte del PP y NNGG de un hecho a todas luces irregular, es que ha bordeado “el límite de la cordura y de lo  políticamente aceptable”. Para Soler, Prieto debe saber que  “no podemos ni debemos callar cuando se actúa de forma tan injusta contra centenares de jóvenes de nuestra ciudad.”

 

Soler considera que al dirigente juvenil “le ha traicionado el subconsciente” porque compara un puesto de libre designación y político con uno de concurrencia competitiva en el que sólo se valora el expediente académico y que él ha convertido en enchufe político al quitarle la plaza a otros jóvenes con mayores méritos que él.

 

NNGG Gandia quiere reafirmarse en su “compromiso por la defensa de los jóvenes que han visto vulnerados sus derechos al no poder acceder a las becas y a los que ni tan siquiera se les ha ofrecido la exposición pública de las puntuaciones”.