Noche de San Juan multitudinaria y tranquila en la Playa de Gandia


Los responsables de Seguridad y Medio Ambiente, Vicent Mascarell y Jesús Ribes, califican la noche como “tranquila y sin incidentes graves”. La noche de San Juan reúne cerca de 50.000 personas en la Playa de Gandia y deja 127 toneladas de residuos.




 

Noche de San Juan multitudinaria y tranquila en la Playa de Gandia

El gobierno de Gandia ha hecho las primeras valoraciones después de celebrarse anoche la tradicional Noche de San Juan a la playa de la ciudad ducal, asegurando que fue una noche muy tranquila con mucha afluencia de gente y sin incidentes de consideración.

Cerca de 50.000 personas se acercaron anoche hasta la Playa de Gandia para celebrar la noche más corta y mágica del año. Según las primeras valoraciones realizadas por el Ayuntamiento, esta es la cifra aproximada de gente que festejó con fuego, música y agua la fiesta de la entrada del verano.

El teniente de Alcalde de Seguridad Ciudadana, Vicent Mascarell, ha sido el encargado de hacer este primer balance de la fiesta de San Juan, y ha asegurado que la noche fue “tranquila a pesar de haberse desbordado las previsiones de asistencia al ser un día entre semana”.

Durante la noche, se realizaran alrededor de 30 asistencias sanitarias, referidas la mayor parte de ellas a heridas leves por quemaduras y algún caso de exceso de alcohol. Según ha explicado Mascarell, no se han debido lamentar incidentes que afectan gravemente el mobiliario urbano.

Grandes cantidades de desperdicios:

En otro orden de cosas, el responsable de Servicios Básicos y Medio Ambiente, Jesús Ribes, ha dado los datos del operativo especial de limpieza para la noche de San Juan. Según Ribes, en total se han retirado 120 toneladas de residuos pertenecientes a las hogueras y 7 toneladas de desperdicios alrededor de las hogueras, entre las que destaca una gran cantidad de vidrio.

Se trata, según Ribes, de cantidades “muy grandes”, y ha puesto especial preocupación en el borde 7 toneladas de vidrio recogido. En este sentido ha pedido una mayor concienciación ciudadana a la hora de recoger todos los residuos que dejan en la arena durante la noche.

Las 120 toneladas de residuos de las hogueras se encuentran ahora en un vertedero controlado que hay ubicado en el polígono Alcodar. Ribes ha explicado que, una vez se hayan apagado del todos los restos, se transportarán en un vertedero de inertes de Alzira. Este proceso, según Ribes, evita peligro de incendio, al tener las brasas controladas.

Por lo que respecta al servicio de limpieza especial, Ribes ha explicado que ha estado formado por un total de 28 personas que han trabajado con tres palas, dos hidro-limpiadores, dos camiones y dos cubas de limpieza. El servicio se ha realizado entre las 2 y las 10 horas de la mañana y se ha dejado la playa “en perfectas condiciones”, por lo que el Ayuntamiento ha agradecido “el esfuerzo de esta gente”.

Ribes ha acabado su intervención donante algunos consejos por facilitar los trabajos de limpieza en futuras ocasiones. El responsable de Medio Ambiente ha pedido que las hogueras no se tapan con arena, que se vea reducido la cantidad de desperdicios utilizados por hacer las hogueras y que la gente recoja sus residuos cuando acabo la fiesta.