El portavoz del PP de Barx, ha contestado a las declaraciones del alcalde de la localidad


Miguel Chaveli, portavoz del PP de Barx, ha contestado a las declaraciones del alcalde de la localidad, el nacionalista Evarist Donet, sobre la participación de los populares en el gobierno municipal. Según Chaveli, el alcalde es el responsable de esta situación ya que nunca se ha presentado una propuesta seria para formar un gobierno de consenso con los socialistas, a quienes acusa de no querer gobernar con los populares. Chaveli considera que el nacionalista, con un solo concejal no debería ser el alcalde de Barx. Al mismo tiempo, le recomienda a Donet que no juzgue a los representantes del PP y se dedique más a vigilar a sus propios socios de gobierno ya que, para Chaveli, se trata de un gobierno poco sólido. Según el PP tan sólo aceptarán trabajar conjuntamente por la localidad en las mismas condiciones que el PSPV, es decir, al frente de delegaciones importantes y no las que hasta ahora les ha ofrecido el actual alcalde.




 

El portavoz del PP de Barx, ha contestado a las declaraciones del alcalde de la localidad

En una reunión mantenida en la noche del jueves, representantes de todos los grupos políticos del consistorio simatense, coincidieron en señalar que la jueza de Sueca, ha sido excesivamente dura e injusta con el ayuntamiento, y el abogado contratado para el litigio que está generando la línea de alta tensión consideró que la multa de 3.000 euros no se ajusta a derecho.

Ante las advertencias de la jueza de la posible responsabilidad penal de aquel que impida la continuidad de las obras, y si se diera el caso de que Iberdrola intente reiniciar las obras, se convocará un pleno extraordinario para estudiar las posibles medidas a adoptar, ya que lo que sí ha quedado claro es que con o sin advertencia judicial, el municipio no está de acuerdo con las obras que se están llevando a cabo.

Otra de las cuestiones que ha quedado claras para todos los grupos es que la actitud de la juez de Sueca, ha perjudicado de forma clara a los intereses del municipio, ya que el municipio vecino y colindante de Barxeta, no sólo ha reproducido actitudes similares a  las de Simat sin encontrarse con las importantes multas impuestas, sino que además sí que está manteniendo paralizadas las obras sin tener mayores problemas judiciales.