El BLOC propone revisar las gratificaciones y las productividades de los funcionarios de Gandia


El Portavoz del BLOC de Gandia, Josep Miquel Moya, ha manifestado que ahora es el mejor momento de revisar este sistema de gratificaciones en el Ayuntamiento de Gandia, justo cuando el gobierno central ha aplicado medidas de recortes y de contención del gasto corriente.




 

El BLOC propone revisar las gratificaciones y las productividades de los funcionarios de Gandia

El BLOC de Gandia ha anunciado la moción que presentará en la próxima sesión plenaria con la que propone que se revisen las gratificaciones y las productividades de altos funcionarios del ayuntamiento gandiense, y sobretodo, el sistema de reparto de los trabajadores municipales, porque no les parece ético que se recorten los sueldos de algunos trabajadores que tienen nóminas de 1.000 euros, mientras se mantienen productividades o gratificaciones de 2.000 euros mensuales.

Desde el BLOC han solicitado que se convoque, con carácter de urgencia, la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Gandia, para examinar las distintas productividades y gratificaciones y establecer unos criterios objetivos en su reparto.

Los concejales del BLOC al Ayuntamiento de Gandia, han manifestado que el Estado español se encuentra inmerso en una de las crisis económicas más importantes de la historia, lo cual ha llevado a tomar una serie de medidas extraordinarias para rebajar el déficit público y contener el gasto.

El Ayuntamiento de Gandia, como parte de la administración, no es ajeno a esa situación. De hecho, los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Gandia se ven afectados por las medidas aprobadas por el Real Decreto-Ley 8/2010, de 20 de mayo, así como los jubilados y pensionistas de la ciudad, otros empleados públicos (enseñanza, sanidad, justicia...), los dependientes o las organizaciones no gubernamentales.

Para el BLOC, el gobierno municipal debería tomar una serie de medidas complementarias, que hicieran creíble el que dice el preámbulo del decreto sobre la pretensión de distribuir de la forma más equitativamente posible el esfuerzo que debe hacer la sociedad.

Así, mientras las retribuciones de los empleados municipales (sueldos base, trienios, complementos de destino y específicos) se verán reducidas, no se ha anunciado ninguna medida con respecto al complemento de productividad y las gratificaciones, el reparto de las que ha sido y continúa siendo cuestionado, tanto por la gran diferencia existente entre los distintos perceptores como por el arbitrario sistema de asignación.