El alcalde de Villalonga pone a disposición su término municipa,l para ubicar allí el Hospital Comarcal


El alcalde de Villalonga, Juan Ros, ha puesto a disposición de la Conselleria de Sanidad su término municipal para ubicar allí el nuevo Hospital Comarcal. Villalonga se suma así, y tras las propuestas de Rótova y Daimuz, a la puja por conseguir que en su zona se construya el tan demandado centro sanitario. Mientras tanto, Gandia continúa con sus desavenencias con la administración autonómica sobre los terrenos para la construcción del Hospital. En este sentido Juan Ros justifica su ofrecimiento basándose en estas dificultades y alegando que Gandia no cuenta con suficiente suelo para construir el centro sanitario. Por su parte, según el alcalde, Villalonga dista escasos kilómetros de las principales zonas de la comarca y aunque sus comunicaciones todavía son deficitarias, ya se está ejecutando la autovía del Morquí y la carretera de Ador a Villalonga, lo que supone que las comunicaciones viarias son suficientes para albergar el nuevo Hospital. El entorno, el paisaje, la tranquilidad y los excedentes de agua de la localidad son el resto de factores que Villalonga ofrece a la Conselleria de Sanidad. Y además, sin condiciones por lo que se refiere a la ubicación dentro del término o por la calificación que tuviera este suelo, como si ocurre con Gandia.




 

El alcalde de Villalonga pone a disposición su término municipa,l para ubicar allí el Hospital Comarcal

En una reunión mantenida en la noche del jueves, representantes de todos los grupos políticos del consistorio simatense, coincidieron en señalar que la jueza de Sueca, ha sido excesivamente dura e injusta con el ayuntamiento, y el abogado contratado para el litigio que está generando la línea de alta tensión consideró que la multa de 3.000 euros no se ajusta a derecho.

Ante las advertencias de la jueza de la posible responsabilidad penal de aquel que impida la continuidad de las obras, y si se diera el caso de que Iberdrola intente reiniciar las obras, se convocará un pleno extraordinario para estudiar las posibles medidas a adoptar, ya que lo que sí ha quedado claro es que con o sin advertencia judicial, el municipio no está de acuerdo con las obras que se están llevando a cabo.

Otra de las cuestiones que ha quedado claras para todos los grupos es que la actitud de la juez de Sueca, ha perjudicado de forma clara a los intereses del municipio, ya que el municipio vecino y colindante de Barxeta, no sólo ha reproducido actitudes similares a  las de Simat sin encontrarse con las importantes multas impuestas, sino que además sí que está manteniendo paralizadas las obras sin tener mayores problemas judiciales.