Recuperación histórica y patrimonial de los frescos del Convento de las Clarisas


La recuperación histórica, patrimonial y artística de la ciudad de Gandia es una parte importante de las actividades culturales que se han preparado con motivo del Quinto Centenario del nacimiento de Francisco de Borja. Hoy se ha presentado el proyecto de restauración de las obras de la antigua sala capitular del convento de las Clarisas de Gandia y que verán la luz a finales de año, con la inauguración de la primera fase del nuevo museo.




 

Recuperación histórica y patrimonial de los frescos del Convento de las Clarisas

El Director de Políticas de Prosperidad y Empresa de Gandia, Néstor Novell afirma que “La recuperación del patrimonio de la ciudad tiene una importancia es si misma, ya que es nuestra historia , y es parte de todo aquello que nuestros antepasados han ido aportando a la constitución del patrimonio de la ciudad.”

Yo creo que esta es una de las grandes apuestas, conjuntamente con la recuperación del Salón Dorado del Palacio de los Borgia, desde el punto de vista de la recuperación del patrimonio, y estoy seguro que a partir de ahora se transformará en uno de los puntos de referencia de la ciudad de Gandia.”

Por su parte, la restauradora Silvia Martínez, ha detallado algunos de los aspectos más técnicos de este complejo proceso de restauración de estas obras pictóricas que conforman los frescos murales del convento de las Clarisas, pertenecientes a los siglos XVII Y XVIII.

Lo que hemos estado haciendo ha sido, primero hacer el montaje en bastidor, y una vez montadas en el bastidor se ha tenido que hacer la consolidación pictórica, una limpieza superficicial ya que tampoco estaban demaseado sucias, una limpieza mecánica en bisturí quitando los restos de excrementos de animales en materia orgánica y después una limpieza química. Prácticamente lo más costoso esta siendo la reintegración cromática.”

Y por último el restaurador, Vicent Pellicer, ha destacado la importancia de los trabajos de recuperación

“Con motivo del quinto centenario pensaba que era el momento de recuperar, de tirar mano de esas cajas que estaban un poco olvidadas. Es un proceso muy largo y muy costoso, cuesta mucho dinero, mucho tiempo y mucho esfuerzo. En su momento, cuando las nuevas dependencias sobre el museo de las Clarisas en su fase más completa, tenga un espacio para porder acoger estas pinturas, tendremos en Gandia una oferta cultural y turistica que no nos la esperábamos.”

Los frescos que serán restaurados en Gandia tienen una gran influencia y similitud con los encontrados en el Monasterio de Santa María de la Valldigna.