Controlado el incendio forestal de Santa Ana, en Gandia


Efectivos de Bomberos han dado por controlado a mediodía el incendio forestal que se ha producido esta mañana en Gandia, en la partida Finca de Rausell, en las inmediaciones de la montaña de Santa Anna.




 

Controlado el incendio forestal de Santa Ana, en Gandia

Esta mañana se ha producido un incendio en el distrito gandiense de Santa Anna, aunque afortunadamente todo ha quedado en un susto y no ha habido que lamentar daños personales, puesto que este mediodía ya estaba controlado casi por completo, tras ser sofocados 2 de sus 3 focos principales.

Agentes de la Policía Local han dado el aviso a las diez de la mañana. En el fuego han intervenido brigadas rurales de emergencias, Bomberos del parque de Gandia y medios aéreos. Por la tarde dos helicópteros han repasado la zona para evitar que se reavivaran las llamas. Hasta el lugar del siniestro se han desplazado el alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, así como el alcalde de barrio, Manuel Rufat y el concejal de Seguridad Ciudadana, Vicent Mascarell, para interesarse por las labores de extinción.

El fuego ha arrasado casi tres hectáreas de monte bajo y pinar cerca de la montaña de Santa Anna. En las labores de extinción han intervenido medios aéreos, con un alto nivel de riesgo producido por la zona de difícil acceso y la proximidad de la subestación eléctrica de Iberdrola, situada en la carretera de entrada desde Valencia.

En un primer balance, el fuego ha afectado a dos hectáreas de monte bajo y matoral, y media hectárea de pinar. A falta de la conclusión oficial, es muy probable que la causa se deba a una imprudencia por lanzar un cigarrillo encendido, ya que las llamas han crecido junto a un camino y se han propagado de abajo a arriba, según informó Rufat.

Según el propio alcalde de la ciudad ducal, en esta época del año, lamentablemente también tenemos que hablar de incendios forestales que se producen a lo largo y ancho de toda nuestra geografía, porque el verano es muy sensible a este tipo de incendios causados muchas veces como consecuencia de las altas temperaturas, aunque desgraciadamente en muchos otros casos, son provocados por la mano del hombre.