La localidad de Almoines acogió durante la semana del 18 al 23 de agosto las actividades correspondientes a la XV Edición de su semana deportiva, donde se disputaron en el polideportivo municipal competiciones de futbito, baloncesto 3x3, frontón a mano, frontenis, tenis de mesa, tenis y natación. Pero el plato fuerte volvió a ser una vez más la Carrera Popular que se celebró el jueves 21 de agosto, donde cerca de 700 atletas de ámbito nacional participaron en los casi 7 kilómetros de prueba. Rafa Benavent, del Club la Llebra de Simat de la Valldigna fue el vencedor absoluto de esta carrera con 24 minutos y 10 segundos. La primera mujer en llegar a la meta fue Beatriu Conca de Sueca, que finalizó en 27 minutos y 46 segundos. El resto de vencedores fueron Isabel Jornet y Pepe Julià en veteranos-A; Pilar Rubio y Faustino Alvarado en veteranos-B; Adela de la Torre y David Moscardó en juniors; Sonia Tortosa y Moham Shaida en cadetes; Cristina Macià y Luís Cebolla en infantiles; Jennifer Heredia y Carles Ribera en alevines y Maria Arlandis y Javier Grau en benjamines. Francisco Gil, de 82 años, fue el atleta de máse edad y el invidente José Sancho el primero de los minusválidos. La carrera fue organizada por la revista Nou Pindaro con la colaboración de la concejalía de deportes de la localidad.




 



En una reunión mantenida en la noche del jueves, representantes de todos los grupos políticos del consistorio simatense, coincidieron en señalar que la jueza de Sueca, ha sido excesivamente dura e injusta con el ayuntamiento, y el abogado contratado para el litigio que está generando la línea de alta tensión consideró que la multa de 3.000 euros no se ajusta a derecho.

Ante las advertencias de la jueza de la posible responsabilidad penal de aquel que impida la continuidad de las obras, y si se diera el caso de que Iberdrola intente reiniciar las obras, se convocará un pleno extraordinario para estudiar las posibles medidas a adoptar, ya que lo que sí ha quedado claro es que con o sin advertencia judicial, el municipio no está de acuerdo con las obras que se están llevando a cabo.

Otra de las cuestiones que ha quedado claras para todos los grupos es que la actitud de la juez de Sueca, ha perjudicado de forma clara a los intereses del municipio, ya que el municipio vecino y colindante de Barxeta, no sólo ha reproducido actitudes similares a  las de Simat sin encontrarse con las importantes multas impuestas, sino que además sí que está manteniendo paralizadas las obras sin tener mayores problemas judiciales.