El Club de Fútbol Gandia ha presentando su último fichaje


El Club de Fútbol Gandia ha presentando su último fichaje. Se trata de David Mallol, que de nuevo esta temporada estará jugando en las filas blanquiazules, ante una cesión por un año del Club del Fútbol del Villareal. El que fuera jugador del Gandia comentaba el nuevo reto que supone para el volver a la ciudad de Gandia. El exjugador gandiense desde que dejó el Gandia ha estado en diferentes clubes entre los que destaca el club italiano de Peruggia, los dos años que estuvo en el Albacete, otro tiempo estuvo en el C. F. Las Palmas y en la actualidad se encontraba en el Villareal. También hace tiempo tuvo una lesión que no le permitió jugar al fútbol. Por eso, el jugador afronta esta nueva etapa con gran ilusión y optimismo y con muchas ganas de trabajar para ver al Gandia Club de Fútbol en Segunda División. Mallol comentaba los buenos recuerdos que tiene de este club ya que cuando él jugaba en la capital de la Safor, el Gandia se encontraba en la Segunda División y, además, fue campeón de liga.




 

El Club de Fútbol Gandia ha presentando su último fichaje

En una reunión mantenida en la noche del jueves, representantes de todos los grupos políticos del consistorio simatense, coincidieron en señalar que la jueza de Sueca, ha sido excesivamente dura e injusta con el ayuntamiento, y el abogado contratado para el litigio que está generando la línea de alta tensión consideró que la multa de 3.000 euros no se ajusta a derecho.

Ante las advertencias de la jueza de la posible responsabilidad penal de aquel que impida la continuidad de las obras, y si se diera el caso de que Iberdrola intente reiniciar las obras, se convocará un pleno extraordinario para estudiar las posibles medidas a adoptar, ya que lo que sí ha quedado claro es que con o sin advertencia judicial, el municipio no está de acuerdo con las obras que se están llevando a cabo.

Otra de las cuestiones que ha quedado claras para todos los grupos es que la actitud de la juez de Sueca, ha perjudicado de forma clara a los intereses del municipio, ya que el municipio vecino y colindante de Barxeta, no sólo ha reproducido actitudes similares a  las de Simat sin encontrarse con las importantes multas impuestas, sino que además sí que está manteniendo paralizadas las obras sin tener mayores problemas judiciales.