Tercero recicla los aparatos de aire acondicionado del viejo consultorio para acallar a los vecinos


Los usuarios, obligados a abandonar la sala de espera por las altas temperaturas, tachan el servicio de tercermundista. Las repetidas quejas de los vecinos obligan a tomar medidas urgentes al Ayuntamiento, que ha reutilizado los aparatos de refrigeración del antiguo centro auxiliar de la playa.




 

Tercero recicla los aparatos de aire acondicionado del viejo consultorio para acallar a los vecinos

El consultorio auxiliar médico de la playa de Oliva, inaugurado el pasado 15 de junio, carece de aire acondicionado. El personal del consultorio, que atiende fundamentalmente urgencias y desplazados, optó por instalar ventiladores, aunque la medida no ha sido suficiente para paliar el sofocante calor.

Residentes y turistas no entienden cómo el Ayuntamiento asegura no disponer de dinero para instalar aire acondicionado, “mientras gastan en otras cosas menos importantes”, apuntaba la Presidenta de la Asociación de vecinos de la playa de Oliva, María Cots.

Durante las últimas horas y tras las repetidas quejas de profesionales y usuarios, sometidos a temperaturas de hasta 35 grados, técnicos municipales están instalando los aparatos de refrigeración del antiguo consultorio sanitario de la calle Virgen del Mar.

La edil responsable, Amparo Tercero, ha reconocido la situación y señalaba que “el Ayuntamiento no dispone de más presupuesto para dotar al centro de este servicio tan demandado en verano”. Pese a ello, Tercero añadía que “el consistorio está realizando un gran esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y atender las demandas de los vecinos y residentes”.

El inmueble, de 200 metros cuadrados de planta, se sitúa en el carrer l'Anguila y se enmarca dentro del Plan de Inversión Local, con un presupuesto aproximado de 420.000 euros y un “coste cero” para el Ayuntamiento de Oliva.