Novedades sobre el proceso de Simancas


Se ha hecho pública la resolución del último acto judicial del tribunal superior de justicia de la comunidad valenciana sobre el proceso de Simancas. El tribunal acaba de fallar por segunda vez en contra de los 3 vecinos que se negaron a sumarse al acuerdo de la mayoría y que han intentado paralizar la demolición y posterior construcción del nuevo Simancas.




 

Novedades sobre el proceso de Simancas

Vicent Mengual, teniente alcalde de Barrio, nos aporta más detalles: “El tribunal acaba de fallar, fecha 8 de junio de 2010, por segunda vez en contra de la pretensión de los 3 vecinos que en su derecho se negaron a sumarse al acuerdo de la mayoría para paralizar la demolición y construcción del nuevo Simancas, por segunda vez, la justicia ratifica la legalidad del proceso urbanística de mejora del Barrio y añado que a Gandia a dado satisfacción plena a los vecinos que se han de realojar mientras dura el proceso.”

 

El porcentaje de personas que se oponen a esta construcción del nuevo Simancas ni siquiera llega al 5% por tanto se seguirá adelante lo antes posible con el proyecto de construcción. El ayuntamiento pretende construir en la zona, además de viviendas, un centro social y una biblioteca entre otras cosas.

 

Según el edil de urbanismo Fernando Mut: “Antes que nada hay que decir que estamos hablando de más de 100 familia que tenían una propiedad  en Simancas, en una zona de absoluta degradación y que constituía una metástasis de lo que es el tejido urbano de la ciudad. De acuerdo con ellos el ayuntamiento les hace una oferta para adquirir sus viviendas para volverles a dar una vivienda nueva, y de un espacio marginal construir un conjunto de edificios de nueva planta con nuevas viviendas, más una biblioteca, más un centro social, más una plaza en el sitio más degradado de la ciudad. Esta yo creo que es, objetivamente, la actuación que el ayuntamiento pretende hacer y que se pone de acuerdo con más del 95%  de los propietarios.”

 

Después de esta resolución del tribunal, el ayuntamiento expedirá la autorización judicial para poder  disponer de las viviendas e iniciar la demolición.