El PP de Gandia vuelve a denunciar el mal estado del primer tramo del Paseo


La portavoz popular Carla Ripoll denuncia el mal estado del primer tramo del paseo mientras el Gobierno Municipal sigue planteando nuevos proyectos de los que no se tiene información sobre la financiación.




 

El PP de Gandia vuelve a denunciar el mal estado del primer tramo del Paseo

El Partido Popular de Gandia ha vuelto a denunciar el lamentable estado de deterioro que sigue presentando el primer tramo del Paseo Germanías de la ciudad con el mobiliario urbano destrozado y zonas totalmente abandonadas y llenas de grietas y suciedad, por culpa de la dejadez del gobierno municipal que continua incumpliendo los plazos de obras anunciados en su día y los costes presupuestados inicialmente.

La concejala del Partido Popular de Gandia, Carla Ripoll, ha criticado que el gobierno municipal continúa sin ser capaz de solucionar los problemas urbanísticos que los ciudadanos tienen que sufrir día tras día.

El presupuesto de adjudicación para las obras de todo el Paseo ascendía a 4.111.602 euros, y fue consumido íntegramente en la remodelación del primer tramo. Una obra que fue recepcionada con graves deficiencias y que el Gobierno Municipal no se ha preocupado en exigir su reparación. Ripoll ha mostrado a través de fotografías tomadas ayer a primera hora de la mañana cual es el estado actual de este tramo del Paseo. En ellas se puede observar la suciedad y polvo acumulado en la superficie del paseo, que no se baldean desde hace tiempo.

También la ausencia absoluta de papeleras y bancos en el último tramo, así como los desperfectos en farolas desde hace más de un mes. Cabe destacar la gran suciedad que hay en la fuente, donde según ha afirmado Ripoll “si caes ahí no mueres por ahogamiento, sino por infección”, así como la falta de homogeneidad y continuidad entre los tramos.

La portavoz popular ha destacado también la ausencia de zonas verdes, que al igual que en otras obras, sigue sin tener vegetación. Las grietas resultan visibles por toda la zona, subsanadas con cemento, zonas con losetas por poner, nula accesibilidad para personas con movilidad con movilidad reducida y solares por vallar son algunos de los ejemplos que Carla Ripoll ha mostrado en su comparecencia.

Ripoll ha querido manifestar que el problema no reside sólo en que este Gobierno gestione mal las obras, sino en que, además, son incapaces de poner soluciones: “Aquí priman los flashes y las ruedas de prensa, el Gobierno Municipal tiene una nueva cultura de obras donde se plantean nuevos proyectos mientras la casa sigue por barrer”. Según la portavoz “el Gobierno Municipal está más preocupado por presentar proyectos basándose en la premisa hacer por hacer que en recordar que toda nueva infraestructura requiere, a su vez, de un mantenimiento posterior obligatorio”.

La portavoz Popular ha exigido al Gobierno Municipal que exija que se cumplan las garantías y se reparen los defectos de la obra, y si no es posible que sea el propio Ayuntamiento quién actúe para subsanar todas las deficiencias.

Para Ripoll se trata de un ejemplo más de “la famosa cultura de obras de este Gobierno, donde no se cumplen plazos ni presupuestos, y donde se plantean nuevos proyectos mientras son incapaces de terminar lo que tienen entre manos”. Ripoll ha recordado que son muchas las obras y urbanizaciones que están pendientes como es el caso de Marxuquera, Kentucky, Rafalcaid o el Prado.

Por último, ha exigido el cumplimiento de los plazos acordados por el gobierno municipal para terminar las obras anunciadas y ya iniciadas, antes de iniciar otros proyectos futuros. Los Populares han criticado así el incumplimiento de la nueva cultura de las obras anunciada por el gobierno municipal de la ciudad y máxime cuando estamos en el año del Quinto Centenario.