El BLOC denuncia que el gobierno de Gandia ya ha gastado el dinero del canon del agua


El concejal del BLOC de Gandia, Facund Puig, ha manifestado que desgraciadamente, las actuaciones que se realicen, serán a cambio de incrementar el precio del agua que pagarán los consumidores, como de hecho ya ha ocurrido este año.




 

El BLOC denuncia que el gobierno de Gandia ya ha gastado el dinero del canon del agua

Tras el anuncio realizado ayer por el alcalde de Gandia sobre las inversiones futuras que se realizarán en la red de distribución del agua potable en la ciudad ducal, el BLOC de Gandia ha denunciado que el gobierno municipal difícilmente podrá hacer frente a sus inversiones en materia de agua potable si ya se ha gastado prácticamente los 55 millones de euros que estaban reservados al canon del Agua, derrochando muchos millones y endeudando las arcas municipales.

Para el BLOC, los ciudadanos gandienses ya han comenzado a sufrir las subidas de impuestos que el gobierno municipal ha aplicado a sus recibos en el servicio del agua potable.

Para el BLOC, desgraciadamente, el Plan Director de Inversiones en la red de distribución de agua potable de Gandia, que debía nutrirse de recursos procedentes de la empresa concesionaria (Aguas de Valencia), de distintas actuaciones urbanísticas a desarrollar en varias zonas de la ciudad y de recursos del Ayuntamiento de Gandia, solo contará con el dinero que aportan la empresa y las actuaciones que sean repercutibles a los proyectos urbanísticos que se ejecuten.

Además, han asegurado que por muchos anuncios que realice el alcalde, el ayuntamiento no podrá hacer frente a las actuaciones que debía pagar y que necesita urgentemente la malograda red de distribución de agua potable de la ciudad porque prácticamente ya se ha gastado, en otras cosas, la totalidad de los 55 millones de euros del canon que cobraran de la empresa concesionaria y que debían ser destinados a inversiones en la red de distribución del agua.

Los eco-nacionalistas han manifestado que desgraciadamente, Gandia, por la vorágine gastadora del gobierno de Orengo y Mut, a pesar de haber obtenido una cantidad importante de recursos de la empresa concesionaria del agua a que hubieran podido servir para renovar el 100% de la red de distribución que se encuentra en mal estado, continuará contando con una red de distribución de agua potable obsoleta, con un  nivel de pérdidas insostenible y constituida, en gran parte, por tuberías de fibrocemento, material que la legislación actual no permite utilizar en las nuevas instalaciones de agua potable porque su manipulación puede ser perjudicial para la salud.