La Policía Nacional detiene a dos individuos por tenencia y consumo de diversas substancias estupefacientes en un pub de Xeraco


Efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría de Gandia detuvieron en la madrugada del pasado 6 de enero a dos individuos de nacionalidad colombiana que se encontraban en el interior de un pub ubicado en la calle Consell de Xeraco consumiendo y portando encima varias dosis de substancias estupefacientes. Estas detenciones son fruto del seguimiento que se lleva a cabo en este tipo de actuaciones contra el consumo y tráfico de substancias estupefacientes por parte de individuos que se dedican a ello. En el registro practicado a los detenidos y a sus vehículos se obtuvieron varias dosis de diferentes estupefacientes, así como útiles para su consumo. Estas detenciones son consecuencia de los buenos resultados que está dando la colaboración entre la Policía Local de Xeraco y la Policía Nacional. Fruto de esta coordinación también fueron detenidas el pasado mes de diciembre otras tres personas en el casco urbano de Xeraco y en la playa. Estas actuaciones se enmarcan en una campaña para intentar erradicar el consumo y tráfico de drogas. En este sentido, la Regidoría de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Xeraco ha dado instrucciones para actuar contra aquellos locales en cuyo interior se trafique o se tolere el consumo de este tipo de substancias, y que vienen generando cierta alarma social. En su lucha contra toda clase de delitos, el pasado mes de diciembre, la Policía Local de Xeraco detuvo por diversos motivos a un total de 6 personas, que fueron presentadas en los juzgados correspondientes.




 

La Policía Nacional detiene a dos individuos por tenencia y consumo de diversas substancias estupefacientes en un pub de Xeraco

No hubo color en el partido. Desde el principio se vio que el Oliva lo iba a tener muy complicado para puntuar en el campo de la Murta de Xátiva ante un Ontinyent muy crecido y superior.

Otra vez, el partido estuvo condicionado por el tempranero gol del rival. Los olivenses vieron como su portería se perforaba a los pocos minutos del comienzo. Y es que una vez más, el comienzo del conjunto olivense fue malo.

El equipo de Suso Monzó, con numerosas bajas, no llegó a inquietar la puerta del rival en todo el encuentro, salvo la ocasión que desaprovechó Kike en la recta final del mismo cuando el partido ya estaba sentenciado.

La séptima derrota de la temporada a domicilio se finiquitó prácticamente en la primera parte, después del 2 a 0 en contra con el que se llegó al descanso.

En el segundo período fue más de lo mismo. Un Ontinyent lanzado, amo y señor de la situación, ante un rival muy flojo y sin llegada.

Al final, 3 a 0 y el Oliva que termina el 2005 situado en zona de descenso. Bien le vendrán las fiestas para tomar nuevos bríos y afrontar el nuevo año con más fuerza.