Vecinos indignados ante el mal estado de la Vía Ronda de la playa de Oliva


La presidenta de la Asociación de vecinos de la playa de Oliva, María Cots, asegura que el Ayuntamiento hace caso omiso a las demandas del colectivo y no atiende sus reivindicaciones pese a conocerlas de primera mano.




 

Vecinos indignados ante el mal estado de la Vía Ronda de la playa de Oliva

Numerosos vecinos y residentes de la playa de Oliva han mostrado su indignación ante el mal estado de la Vía Ronda. Deficiencias en el alumbrado público, socavones en la calzada, nula visibilidad de señales de tráfico y pasos de cebra o el mal funcionamiento de los semáforos situados en los cruces, son algunos ejemplos de la falta de seguridad en esta transitada calle.

Además, el consultorio auxiliar médico de la playa de Oliva sigue careciendo de aire acondicionado, o al menos de una instalación en condiciones. Residentes y turistas no entienden cómo el Ayuntamiento asegura no disponer de dinero para instalar aparatos de refrigeración, “mientras gastan en otras cosas menos importantes”, apuntaba la presidenta de la Asociación de vecinos, María Cots.

Por otra parte, numerosos vecinos se muestran molestos con la suciedad que se acumula cada día en la recientemente peatonalizada Avinguda del Mediterrani.

No son las únicas denuncias vecinales hacia la gestión del gobierno municipal sobre el casco urbano de la playa y urbanizaciones colindantes como Aigua Blanca IV, Canyaes o Rabdells, cuyos vecinos han mostrado en múltiples ocasiones su malestar por la dejadez del Departamento de Ordenación del Territorio.