La continuidad de la escuela de Oliva peligra tras el recorte de Conselleria


La Asociación Artístico Musical de Oliva se enfrenta a una reducción del 66,26%, lo que comportará serias dificultades a la entidad y afectará a la calidad de la enseñanza y el crecimiento de las diversas secciones musicales que aglutina el colectivo.




 

La continuidad de la escuela de Oliva peligra tras el recorte de Conselleria

Tras el drástico recorte de la Conselleria de Cultura en las ayudas y subvenciones a las bandas de música y entidades musicales de la Comunitat, Oliva ha sido una de las poblaciones de la comarca más afectadas. La Asociación Artístico Musical de la ciudad se enfrenta a una reducción del 66,26% respecto a las ayudas de 2009, con lo que la subvención autonómica se reducirá de 36.300 euros a 12.200.

 

El presidente de la entidad, Enrique Escrivà, ha señalado que tras este tijeretazo peligra el funcionamiento de la escuela, que cuenta actualmente con 180 alumnos y 19 profesores, encargados de impartir un total de 15 variades instrumentales.

 

Escrivà ha remarcado que el recorte del gobierno autonómico reducirá notablemente la oferta educativa de la Asociación, “mientras el gobierno autonómico echa balones fuera y va sorteando el problema de una Conselleria a otra, sin que nadie ponga freno a este error político sin precedentes”. Además, Escrivà no comparte la visión de aquellos que han defendido que sean los Ayuntamientos quienes se encarguen de subvencionar a las escuelas y sociedades musicales.

 

El presidente del colectivo añadía que la situación es muy grave, ya que tras estos recortes “peligra la existencia de las escuelas de música y, por tanto, la formación de músicos y la continuidad de las bandas y sociedades musicales de la Comunitat”.

 

Actualmente, la escuela imparte jardín musical para niños, cursos de iniciación, preparatoria, grado elemental de primer a cuarto curso, grado medio para alumnos sin plaza en conservatorios y clases de lenguaje musical para adultos. La Asociación Artístico Musical de Oliva prevé reducir gastos y horarios, además de incrementar cuotas y recortar el salario de los profesores para seguir impartiendo sus clases.