La Asociación para la Investigación Sanitaria de la Safor dona 4.000 euros para el centro de salud San Francisco de Borja de Guayaquil


Coincidiendo con la celebración del Año Borja, la Asociación para la Investigación Sanitaria en la Safor, AISSA, ha aportado 4.000 euros para el mantenimiento del Subcentro de Salud San Francisco de Borja, que la ONGD de Gandia Viviendas para los Sin Techo gestiona en la ciudad de Guayaquil, en Ecuador.




 

La Asociación para la Investigación Sanitaria de la Safor dona 4.000 euros para el centro de salud San Francisco de Borja de Guayaquil

La donación de la asociación médica permitirá costear los gastos de mantenimiento del centro sanitario, así como pagar los salarios del personal médico que trabaja allí.

 

La aportación de AISSA viene a completar el envío de más de 95 kilos de medicinas que un grupo de voluntarios de Viviendas para los Sin Techo hizo llegar a los centros de salud de Guayaquil el pasado mes de agosto. El cargamento, valorado en 3.500 euros, fue financiado con la ayuda del Ayuntamiento de Piles, el Ayuntamiento de Bellreguard y con fondos de la propia ONGD.

 

Parte de esos fármacos, que incluían también material médico básico como suturas o sondas, se destinaron al subcentro de salud San Francisco de Borja, que Viviendas para los Sin Techo inauguró hace ahora seis años.

 

La apertura del subcentro San Francisco de Borja fue posible gracias a AISSA, y a la iniciativa de su entonces tesorero y jefe del Servicio de Farmacia del hospital de Gandia, Enrique Soler. En 2004, el hospital de Gandia celebraba el vigésimo aniversario de la puesta en marcha de su servicio de Farmacia, coincidiendo en el tiempo con la creación, por parte de Viviendas para los Sin Techo, de una red de subcentros de salud en Guayaquil. "Una buena manera de celebrarlo era compartiendo nuestros recursos", explica Soler, quien no dudó a la hora de "bautizar" el centro financiado por AISSA: "Propusimos San Francisco de Borja, por el hospital de Gandia y por el patrón de la ciudad", añade Soler, que en estos momentos forma parte de la junta directiva de la Asociación para la Investigación Sanitaria en la Safor.

 

Esta es la tercera donación que realiza AISSA para ayudar al mantenimiento y gestión del subcentro de salud San Francisco de Borja de Guayaquil.