NNGG del PP de Gandia valora de forma “discreta” la Fira i Festes


Los populares consideran que los jóvenes han estado “huérfanos” de grandes actuaciones y actividades específicas. Soler “el comentario generalizado entre los jóvenes de Gandia era la nefasta programación y la ausencia de conciertos generalistas”. Soler “a pesar del gobierno municipal, estas fiestas las ha salvado el pueblo”.




 

NNGG del PP de Gandia valora de forma “discreta” la Fira i Festes

Nuevas Generaciones del PP de Gandia ha querido hacer balance durante el día de hoy de su valoración acerca del desarrollo de la Fira i Festes 2010. Para su Presidente, Víctor Soler, “estas fiestas han sido un quiero y no puedo por parte del gobierno municipal, los jóvenes hemos quedado huérfanos de grandes actuaciones y actividades específicas”.

El líder de los jóvenes populares ha calificado la programación de estas fiestas como “de tercera división”, además ha destacado que “era vox populi entre los jóvenes de Gandia la nefasta programación así como la ausencia de conciertos generalistas”.

Soler valora que se haya intentado ajustar el presupuesto puesto que es época de restricciones económicas pero que “con un poco de imaginación y cariño podrían haberle sacado mucho más partido a este presupuesto”.

Además Soler se ha felicitado por iniciativas como el Suburbe Music Festival, organizado por el Consell dels Joves, donde se ha dado cabida a grupos de música locales y comarcales. No obstante se ha puesta en duda que el lugar ofrecido por el Ayuntamiento “sea el más indicado”. Para Soler “nuestros grupos de música local son tan dignos como los venidos de fuera como para poder actuar en nuestras plazas y calles”.

“A pesar de todo, las ganas de fiesta, de salir a la calle y de pasarlo bien de los ciudadanos de Gandia ha suplido la mala programación, la ineficacia y el poco gusto del gobierno municipal, en definitiva, estas fiestas las ha salvado el pueblo”.

Soler ha finalizado con una nota de humor. “Por lo visto de lo único que es capaz el socialista Orengo es de traer a Bono a Gandia, pero no el cantante de U2, sino el político”.