El crucero de los Borja de Gandia llega a Roma


El barco ha llegado hoy a Roma, donde se ha celebrado una audiencia con el Papa Benedicto XVI y se representará la Visitatio Sepulchri.




 

El crucero de los Borja de Gandia llega a Roma

El Crucero de los Borja llegó ayer a l'Alguer, la primera escala de la ruta en la que están participando más de 1.200 gandienses con motivo del V Centenario del Nacimiento de Sant Francesc de Borja. En este municipio de la isla de Cerdeña, la comitiva de Gandia, encabezada por el alcalde, José Manuel Orengo, fue recibida por la mañana por el vice síndico de l'Alguer, Mario Conoci.

En la recepción, celebrada en el Ayuntamiento, tanto Orengo como Conoci, subrayaron los vínculos históricos y culturales que unen a estas dos localidades de estados europeos distintos, y que tienen un nexo de unión en los Borja, la más importante saga valenciana de todos los tiempos que se asentó en Gandia, según explicó el Alcalde Orengo.

L'Alguer perteneció al Ducado de Gandia y un nieto de Sant Francesc de Borja llegó a ejercer el cargo de Lugarteniente (virrey) de la isla. El alcalde de Gandia aprovechó el acto para transmitir el pésame de Gandia a la ciudad por la muerte de un militar vecino y residente de l'Alguer ocurrida el lunes en Afganistán.

La embarcación Gran Holiday ha llegado hoy a Roma, donde ha celebrado una audiencia con el Papa Benedicto XVI en el Vaticano. En cuanto a la programación de actividades culturales, Gandia celebrará las representaciones de la Visitatio Sepulchri -obra de música religiosa creada por San Francisco de Borja- que será representada por el Orfeón Borja en la iglesia de San Ignacio de Loyola y el Cant del Duc, escrita por el musicólogo Carles Santos con motivo del Año Borja, que se interpretará en el Palau de la Cancelleria de la capital italiana.

Según ha manifestado el propio Alcalde de Gandia, José Manuel  Orengo a los micrófonos de Onda Naranja COPE, la audiencia con el Papa Benedicto XVI ha sido un acto muy emotivo y hasta ahora el buen tiempo reinante en la capital italiana ha permitido que la agenda de actos culturales se esté desarrollando con normalidad y según lo previsto por las autoridades de ambas ciudades.