Gandia adquiere un singular cuadro de San Francisco de Borja por más de 6.000 euros


El departamento de Cultura ha adquirido un singular cuadro donde el patrón de Gandia, San Francisco de Borja aparece antes de ser ordenado por la Compañía de Jesús y despojarse de sus bienes terrenales en favor de su hijo. Un lienzo que ha sido adquirido a un anticuario setabense por más de 6.000 euros.




 

Gandia adquiere un singular cuadro de San Francisco de Borja por más de 6.000 euros

El concejal de Cultura de Gandia, Marcel.lí Giner ha informado de la adquisición por parte del consistorio gandiense de un lienzo que tiene unas dimensiones de 60 x 160 centímetros y que representa a San Francisco de Borja con una postura inusual, es decir arrodillado y sin la calabera con la que se le suele ver representado. No obstante, las peculiaridades de la pintura no quedan ahí, ya que se representa al santo antes de que éste se ordenara como miembro de la Compañía de Jesús y por tanto renunciara a sus bienes terrenales.

El cuadro, según ha explicado Giner, fue encontrado por el técnico del departamento de cultura, Vicent Pellicer, en un establecimiento de antigüedades de Xàtiva y se pagó por él la cantidad de 6.960 euros. El propietario del comercio, informó a los representantes gandienses que el lienzo pertenecía a los Marqueses de Urquijo, que lo tenían colgado en su Palacio de Navarra, aunque se piensa que en origen pudo adornar las paredes de algún colegio de la Compañía.

Aunque de momento no se ha decidido si el lienzo se colgará en la Universidad de Gandia o en el Museo de la Ciudad, lo que sí está claro, es que necesita es someterse a un proceso de restauración, a cargo del cual estará José Manuel Borros, que también ha restaurado las piezas del Convento de las Clarisas de la ciudad de Gandia.

Respecto a la calidad del cuadro, Vicent Pellicer ha destacado las influéncias de Velazquez, ya que se ve una puerta en el lateral derecho con el objetivo de lograr una sensación de perspectiva y romper con la monotonía, pero además la calidad de las manos hace pensar que se trata de un pintor de calidad. A priori, desde el departamento de cultura, se cree que es obra del artísta valenciano Conchinos, pero aseguran que aún es pronto para emitir un juicio definitivo, ya que quieren someterlo a la visión profesional de colegas historiadores y estudiosos de la figura de San Francisco de Borja.