El gobierno de Gandia garantiza el cumplimiento del proyecto de Simancas


El gobierno municipal, garantiza el cumplimiento del proyecto de Simancas, con independencia de las cuestiones procedimentales que alegan los tres vecinos que se oponen a la renovación de la barriada. Los autos de los juzgados de lo contencioso-administrativo de Valencia pueden ser resueltos desde el mismo Ayuntamiento de Gandia al tratarse cuestiones de carácter formal. Los tribunales tan sólo indican al Ayuntamiento de Gandia que debe responder a los actos administrativos planteados, cosa que se resolverá en breve.




 

El gobierno de Gandia garantiza el cumplimiento del proyecto de Simancas

Los autos de los tribunales de lo contencioso-administrativo de Valencia relacionados con el derribo de Simancas no afectarán al proyecto de ejecución del proyecto que, salvo imprevistos, podrá estar finalizado según los plazos previstos.

Desde el gobierno municipal de Gandia se quiere dar a todos los vecinos del barrio un mensaje de tranquilidad y confianza ante las noticias aireadas por los grupos de la oposición municipal y explicar las consecuencias reales de las decisiones judiciales. En este sentido, primero, señalar que la resolución a las demandas judiciales depende del mismo Ayuntamiento de Gandia, ya que lo que los jueces demandan es una cuestión meramente de carácter formal cuya resolución además depende de un acto administrativo municipal que se realizará en breve. Lo que los tribunales solicitan es que se complete un procedimiento administrativo que se ve suspendido por que está pendiente la respuesta del Ayuntamiento, ante esta situación los jueces  encuentran en el procedimiento un acto previo pendiente, y lo que hacen es demandar que se resuelva.

El gobierno municipal prevé que en breve esta cuestión, repetimos, de carácter formal, quede resuelta y las obras del nuevo Simancas, que demandan todos los vecinos del barrio y toda Gandia sigan adelante sin más trabas ni más intentos por dañar el proyecto con objetivos claramente partidistas.

Asimismo quieren pedir tanto a la oposición  como a los vecinos, que alentados por ésta siguen en el intento de retrasar la  recuperación del barrio, que antepongan  los intereses de la ciudad y la inmensa mayoría de vecinos a los propios y/o partidistas y se sumen a la mejora de Simancas, del barrio y de Gandia.

Por ultimo señalar que el proyecto de Simancas antepone ante todo el interés de los vecinos, de las personas que allí viven a las que a todos y cada uno de ellos se ha tratado siempre con igualdad y máximo respeto. De hecho sólo quedan tres en oposición, repetimos, alentados, por intereses partidistas, a los que también se respeta aunque no compartimos su oposición.