Fernando Giner ha inaugurado la peatonalización de la calle de la Cruz, de Daimús


El presidente de la Diputación de Valencia, Fernando Giner, ha inaugurado este mediodía las obras de peatonalización de la calle de La Cruz del municipio de Daimús. Giner ha estado acompañado en el acto por el alcalde de la localidad, Melchor Mañó; la diputada de Cooperación Municipal, Purificación Martí; y los diputados Provinciales Julio Chanzá y Rafael Perales. Dicha infraestructura, dotada con un presupuesto total de 90.786 euros, ha sido financiada por la Diputación de Valencia con 41.226,96 euros, a través del Plan Provincial de Obras y Servicios del año 2005. La obra ha consistido en la peatonalización de dicha calle, situada en el casco antiguo del municipio, y en la que se ha anulado las aceras y se ha hecho una banda única de adoquín. El paso de vehículos se ha restringido totalmente, por lo que, ahora, sólo tienen acceso a la calle de la Cruz los transportes de carga y descarga y los residentes de la zona, los vecinos que viven en esa calle. Aprovechando las obras de peatonalización, también se ha mejorado las redes de agua potable que transcurren por ella, se ha instalado un nuevo sistema de aguas pluviales y de redes de alcantarillado. Por último, se ha eliminado los conductos y postes de luz que se ubicaban cerca de las casas y comercios de la calle, para evitar peligros. Ahora, tanto el cableado de luz de baja tensión, como el cableado del teléfono se ha hecho subterráneos. “Algo que, ha permitido no sólo mejorar el aspecto de seguridad, sino la estética de toda la calle de La Cruz”, según ha manifestado el presidente de la Diputación de Valencia. Según Fernando Giner, “la Diputación de Valencia no sólo está colaborando con Daimús en esta infraestructura, sino en otras de gran importancia como el centro social, el boulevard de acceso a la playa o la mejora de aceras y redes de agua potable, a través del Plan de Inversiones de Imelsa que ha concedido 70.000 euros a estos proyectos”. La actuación se enmarca, tal y como ha explicado el alcalde de Daimús, Melchor Mañó, “dentro del objetivo que se ha fijado el Ayuntamiento del municipio de peatonalizar todo el casco urbano de la población y, para ello, se ha empezado a realizar la primera fase de este proyecto con la ejecución de esta calle que se inaugura hoy”. Asimismo, Mañó ha manifestado que “el resto de calles que componen el casco urbano serán peatonalizadas a partir del próximo mes de septiembre y las obras de mejora correrán, íntegramente, a cargo del Ayuntamiento de Daimús”. Dichas calles, son : la calle San José, la calle Cervantes, la calle de La Iglesia, el Carrer de Baix y el Carrer de L´Era. Rehabilitación de la Iglesia de San Pedro Tras la inauguración de la calle de La Cruz, el presidente de la Diputación, Fernando Giner, ha visitado la Iglesia Parroquial de San Pedro de Daimús, acompañado del alcalde del municipio y del cura párroco, Francisco Pons. Giner se ha interesado por este edificio religioso, necesitado de una rehabilitación urgente en su interior y se ha comprometido a ayudar económicamente a esta Iglesia. Tal y como ha dicho Giner “en enero del próximo año, el Plan de Rehabiolitación del Patrimonio contará con una importante subvención para restaurar el techo y las capillas laterales de la parroquia y conservar los importantes elementos barrocos que posee”.




 

Fernando Giner ha inaugurado la peatonalización de la calle de la Cruz, de Daimús

El concejal del Partido Popularm, José LLorens ha indicado que un colectivo de inmigrantes recibió una autorización para utilizar el Parque del País Valencià durante los meses de septiembre a diciembre para disputar una liga deportiva, pero que ahora se han apoderado de él de manera ilegal, llegando a increpar a otros ciudadanos que deseaban hacer uso de él. De hecho, señalaba Llorens, en alguna ocasión ha tenido incluso que intervenir la Policía Nacional.

Desde el PP se solicite que se acabe con esta situación ilegal y que se obligue a estos inmigrantes que se integren dentro del programa de uso de las instalaciones deportivas de la ciudad, tal y como hacen otras entidades.

Llorens solicita que no se permita este uso exclusivo y fuera de toda legalidad, no sólo porque el acuerdo con el Ayuntamiento ha vencido, sino también por que el parque del País Valencià en realidad, tampoco es un recinto deportivo.