El Ministerio aprueba el proyecto de peatonalización del centro histórico de Miramar


El Gobierno de España invertirá 600.000 euros en la peatonalización de las plazas Major y Trapig, que cuentan con una superficie de más de 2.200 metros cuadrados.




 

El Ministerio aprueba el proyecto de peatonalización del centro histórico de Miramar

El Ministerio de la Vivienda aprobó el pasado 5 de octubre el proyecto, elaborado por el Ayuntamiento de Miramar, para la peatonalización de las plazas Major y Trapig, ubicadas en pleno centro histórico de Miramar. Esta aprobación supuso una de las últimas actuaciones llevadas a cabo por el Ministerio de la Vivienda, ahora convertido en Secretaría de Estado y dependiente del Ministerio de Fomento. Esta inversión de 600.000 euros, financiada íntegramente por el Gobierno de España, permitirá al Ayuntamiento de Miramar seguir llevando a cabo la peatonalización de diversas calles del centro histórico. De hecho, hasta el momento ya han sido peatonalizadas la plaza del Ayuntamiento, la plaza de l’Era y, más recientemente, las calles Sant Roc y Piles. Todas estas actuaciones han sido financiadas a cargo de los fondos propios del Ayuntamiento de Miramar.

 

Hay que señalar que las plazas Major y Trapig constituyen dos de los espacios públicos y de reunión  más importantes de Miramar. En la plaza Major está ubicada la Iglesia Parroquial, acoge el mercadillo semanal y en ella se celebran gran parte de los principales actos que tienen lugar durante las fiestas patronales. La plaza Trapig está comunicada con la plaza Major a través del carrer Major, que también será peatonalizado en un amplio tramo.

 

En total, según expone el alcalde de Miramar, Asensio Llorca, está prevista la peatonalización de más de 2.200 metros cuadrados de superficie, que quedarán al servicio de nuestros vecinos y vecinas, para que puedan pasear por ellas con el mínimo posible de ruidos y molestias que provocan los coches y el tránsito. Las obras de peatonalización también supondrán la renovación del alumbrado público, la instalación de nuevo mobiliario urbano como bancos y papeleras, y el enterramiento de las líneas eléctricas y de telefonía. Asimismo, será mejorado el drenaje de la plaza y se renovará la red de agua potable. Finalmente, también se plantarán árboles a lo largo de toda la zona peatonalizada. Hay que recordar que tenemos el objetivo de conseguir la rehabilitación y peatonalización de la mayor parte posible de nuestro centro histórico, ya que pensamos que esta medida incrementa la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de Miramar. En este sentido, hay que destacar la gran aceptación que está teniendo la peatonalización de la plaza de l’Era, la plaza del Ayuntamiento y las calles Sant Roc y Piles. Hay que indicar que estas dos últimas calles quedarán comunicadas con la peatonalización de las plazas Major y Trapig, de manera que estas cuatro zonas públicas formarán un único núcleo peatonal”.