Gandia contra las actitudes incívicas


El Ayuntamiento de Gandia inició el pasado día 1 de noviembre, la aplicación de la nueva ordenanza cívica de convivencia que tiene por objeto evitar los actos vandálicos y las conductas incívicas que perjudican la convivencia entre sus ciudadanos.




 

Gandia contra las actitudes incívicas

La nueva normativa tiene la intención de acabar con las peleas o la prostitución en la vía pública, así como las acciones incívicas que ensucien las calles como el hecho de no recoger los excrementos de las mascotas en la calle o los espacios públicos de la ciudad ducal. Para conseguir este propósito, el Ayuntamiento gandiense ya ha comenzado a imponer sanciones que van desde los 750 euros a los 3.000 euros para las conductas más graves.

La Policía Local de Gandia ya ha impuesto 750 euros de multa a tres mujeres que ejercían la prostitución en la pública. El Alcalde, José Manuel Orengo, ha recordado que la nueva normativa municipal de convivencia prohíbe expresamente "ofrecer, solicitar, negociar o aceptar servicios sexuales mediante pago en la vía pública. En este sentido, el ayuntamiento va a ejercer un mayor control sobre las mujeres que ofrecen servicios sexuales a los conductores en la vía pública, sobre todo a las afueras de la ciudad, en la carretera que lleva a Almoines, o a la salida de Gandia en dirección a Bellreguard.

Para llevar a rajatabla el cumplimiento de la nueva ordenanza municipal, el departamento de Servicios Básicos al Ciudadano de Gandia ha ampliado su plantilla en 48 personas más que desarrollarán tareas de limpieza, mantenimiento y vigilancia de las calles y espacios públicos de la ciudad para garantizar que se cumpla la normativa vigente en materia de convivencia cívica, para que Gandia sea siempre una ciudad mucho más limpia.