Las obras de laminación de la cuenca de la Rambla de Gallinera en Oliva están ejecutadas en un 60%


Las obras de laminación y drenaje de la cuenca de la Rambla Gallinera, en Valencia y Alicante, que se iniciaron el pasado mes de enero, avanzan a buen ritmo. De hecho, los encauzamientos incluidos en el proyecto ya están ejecutados en un 60%, por lo que unas 30.000 personas que viven en la localidad de Oliva y sus alrededores ya tienen más seguridad en caso de lluvias fuertes o avenidas. Esta actuación supone una inversión global de 43 millones de euros.




 

Las obras de laminación de la cuenca de la Rambla de Gallinera en Oliva  están ejecutadas en un 60%

Con el fin de comprobar sobre el terreno el avance de los trabajos, hoy han visitado las obras el Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, así como el director general de Acuamed, Carlos Massa y el alcalde de Oliva, Salvador Fuster Mestre.

Durante los 23 meses de duración de las obras, se generarán una media de 88 nuevos puestos de trabajo para la zona de La Safor, que pueden llegar hasta los 126 puestos en determinadas fases.

La actuación urgente “Laminación y mejora del drenaje de la cuenca de la Rambla Gallinera (Valencia)” contempla una serie de actuaciones estructurales, que incluyen una presa, transferencia y encauzamientos y está orientada a dar solución definitiva a los problemas provocados por los efectos de las avenidas que ocurren en la zona cada año y permitirán desaguar los excedentes.

Con ello, se evitan las inundaciones en la zona de la Rambla Gallinera, que han llegado a anegar varias carreteras de la zona, así como zonas de cultivo, afectando incluso al propio casco urbano de Oliva.

 

El alcalde de Oliva, Salvador Fuster, añadía que “estas obras son históricas, porque nunca en la ciudad olivense se habían invertido sobre 43 millones de euros que permitirán la transición de la Rambla de Gallinera. Son obras necesarias que acabarán con una clara reivindicación social y vecinal de más de 40 años, y van a acabar con las inundaciones que padece la zona sud de la ciudad y la playa en lo que comporta estas situaciones de trauma para los vecinos que en los últimos años han sufrido estas inundaciones. Agradecemos mucho el esfuerzo del Estado a la hora de entender la situación de la ciudad de Oliva y valorar una necesidad reivindicada de más de 40 años”.

El proyecto contempla encauzar parcialmente y acondicionar el cauce de la Rambla Gallinera hasta aguas abajo de su cruce con la carretera N-332. Esta parte de la actuación, la más urgente para garantizar la seguridad frente a inundaciones en la zona, ya está ejecutada casi en sus dos terceras partes.

Adicionalmente, se contempla una presa que permitirá laminar, sin verter por aliviadero, avenidas de hasta cincuenta años de periodo de retorno, aliviando por sus desagües de fondo caudales que no superen la capacidad de evacuación de la Rambla Gallinera en el tramo encauzado hasta cruzar la N-332.

Estas actuaciones se completan con una transferencia del río Alfadalí a la Rambla Gallinera. Además, se incluyen una serie de obras que tienen como objeto el favorecer el drenaje y la reincorporación de caudales en caso de avenidas extraordinarias, disminuyendo los tiempos de vaciado, en el Barranco Benirrama, en el Canal Este de Desagüe de la Rambla Gallinera y en la Manegueta de la Rabosa.