EU reclama destinar el actual hospital de Gandia a usos socio-sanitarios


Para el equipo de gobierno, la primera opción, también es destinar el actual hospital a usos socio-sanitarios.




 

EU reclama destinar el actual hospital de Gandia a usos socio-sanitarios

Izquierda Unida La Unidad-Verds considera que cerrar el hospital Francisco de Borja, y perpetuar en el tiempo que los enfermos crónicos de nuestra comarca no puedan permanecer en Gandia y tengan que continuar desplazándose a Denia como ocurre ahora, sería una irresponsabilidad y advierte al PP valenciano y de Gandia que la ciudadanía le hará pagar un precio político a nivel electoral, si no resuelve esta cuestión. EU advierte que solo se resolverá manteniendo el Hospital Francisco de Borja para crónicos, cuando esté en funcionamiento el nuevo hospital comarcal.

La formación de izquierdas y ecologista reclama los dos hospitales, y considera un fiasco que la Generalitat quiera cerrar el hospital San Francisco de Borja ahora que puede garantizar  que los enfermos crónicos de nuestra comarca puedan estar cerca de casa, porque la Consejería de Sanidad designa desde hace ya hace un tiempo el hospital La Pedrera en Denia como referente de pacientes con patologías crónicas y de largos ingresos para el Departamento de Gandia.

Así pues, Izquierda Unida La Unidad-Verds pide a la ciudadanía de Gandia que lucho por conseguir que la Generalidad no alargo más tiempo el traslado obligatorio de pacientes crónicos de la Safor en Denia. Eso significa que cualquier proceso catalogado como crónico, que requiera ingreso hospitalario prolongado (habitualmente, este tipo de patologías se da en personas que sobrepasan los 65 años) se debe remitir a Denia.

Varios factores agravan la situación personal de este tipo de pacientes, además del hecho que vulneran el derecho de los pacientes a tener a sus familiares próximos a cerca. Si tenemos en cuenta el factor de la edad, la falta de medios públicos de transporte que conectan estos dos departamentos, nos encontramos con que generalmente, los familiares que deben visitar sus enfermos crónicos están a merced de otras personas que hagan posible este derecho.

EUPV-La Unidad-Verdes también denuncia que la Generalitat, a manos del PP, está tratando a los vecinos de la Safor como ciudadanos de segunda, especialmente si lo comparamos con las inversiones que la Conselleria de Sanidad prevé en Denia. Recientemente la alcaldesa de Denia y la Generalitat han comunicado el área socio-sanitaria de La Pedrera de Denia contará con un total de 140 plazas. También prevé la construcción de un Centro Específico para Enfermos Mentales (CEES), una residencia para disminuidos psíquicos gravemente afectados y un Centro de Día.

Por su parte, el Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, se ha mostrado partidario de destinar el actual hospital Francisco de Borja a usos socio-sanitarios, tal y como señaló el propio Consejero de Sanidad, Manuel Cervera, pero siempre en con el consenso de los propios vecinos gandienses del distrito de Roís de Corella. Aunque no cierra la puerta a nuevas iniciativas como la construcción de un aparcamiento público u otros proyectos para cubrir las necesidades de los ciudadanos.