El IMAB no contempla la compra de libros en sus presupuestos


El representante del BLOC de Gandia en el IMAB, Facund Puig, votó en contra de esta propuesta recortar el presupuesto del instituto para el ejercicio 2011, tras manifestar su total desacuerdo con la retirada de dicha partida.




 

El IMAB no contempla la compra de libros en sus presupuestos

El BLOC de Gandia ha denunciado que el Instituto Municipal de Archivos y Bibliotecas (IMAB) ha aprobado sus presupuestos sin destinar ningún euro a la compra de libros, porque el Alcalde Orengo ordenó retirar una partida de 150.000 euros para la adquisición de libros para las bibliotecas públicas de la ciudad, con una clara muestra de la política municipal que continúa recortando las partidas adscritas a servicios culturales, educativos o de protección social de la ciudad.

El BLOC considera que los recortes presupuestarios no deberían afectar de ninguna manera las partidas adscritas a servicios culturales, educativos o de protección social; una cosa que parece el gobierno municipal ya ha empezado a hacer.

La propuesta de presupuesto que contenía la documentación repartida a los miembros de la Junta de Gobierno en la convocatoria de la reunión, contemplaba una partida de 150.000 euros para inversión en adquisición de libros. Esa partida, a propuesta del presidente del instituto, José Manuel Orengo, desaparecía del documento incurso a votación y la partida quedaba reducida a cero euros. Es decir, que los presupuestos del IMAB para el ejercicio 2011, no prevén ninguna cantidad adscrita a la adquisición de libros para las bibliotecas públicas de la ciudad. La presidencia del organismo justificó el hecho por la imposibilidad de incorporar alijos de inversión para el ejercicio 2011 y afirmó que esa cantidad se consignaría a partir de la incorporación de remanentes para el próximo ejercicio.

El BLOC considera que detrás de la medida se esconde la voluntad del gobierno municipal de reducir de manera drástica la cantidad adscrita a la compra de libros de las bibliotecas públicas de Gandia. Y es que la incorporación de remanentes es un acto que se producirá (en función de los remanentes que haya), una vez se inicie el ejercicio 2011, pero no hay ninguna garantía que se respeto la cantidad inicialmente asignada de 150.000 euros (que, al fin y al cabo, es la misma que había para el ejercicio actual) para la adquisición de fondo bibliográfico.