El Palau Ducal culmina la restauración del Oratorio de San Francisco de Borja


El Palau Ducal de Gandia ha presentado esta mañana los trabajos de restauración del Oratorio de San Francisco de Borja, una estancia de un marcado simbolismo donde se ha hecho una actuación integral durante 8 meses. La inversión ha sido de 93.161€, sufragada por la Diputación de Valencia, CatalunyaCaixa y la Fundació Palau Ducal dels Borja.




 

El Palau Ducal culmina la restauración del Oratorio de San Francisco de Borja

Tras 8 meses de trabajo, y gracias a la inversión de 93.161€ acometida por la Diputación de Valencia, Catalunya Caixa y la Fundació Palau Ducal, el Oratorio de San Francisco de Borja ha recuperado su esplendor original. El trabajo de restauración ha sido intregral, de hecho, se ha actuado sobre las pinturas murales del siglo XVI, los elementos en bronce ubicados en distintas partes de la sala; los mármoles del techo, del altar, de las paredes laterales y del rodapié; las cerámicas del artesonado, la carpintería y el pavimento de maderas exóticas.

 

El acto de presentación ha tenido lugar esta misma mañana y han asistido el Vicepresidente 1º de la Diputación de Valencia, Juan José Medina, el Diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Salvador Enguix, el Director de Zona de Catalunya Caixa, Miguel ángel Albort, el Director Técnico de la Restauración, Andrés Ballesteros y el Gerente de la Fundació Palau Ducal, José Luis Ferrer.

 

Según destacaba José Luis Ferrer, “hoy es un día importante, porque recuperamos una de las estancias más simbólicas que tiene el Palau y que tuvo una gran importancia para San Francisco de Borja, el Oratori. Ese simbolismo, unido a su valor artístico y cultural, nos obligaba a recuperar el espacio y todos sus elementos. Estamos muy agradecidos a la Diputación de Valencia y a CatalunyaCaixa porque sin ellos no hubiese sido posible acometer esta restauración”.

 

Los trabajos sobre los murales, datados del siglo XVI, han sido los que han supuesto mayor complejidad. Ha habido que eliminar repintes así como una densa capa de barniz aplicada en una intervención de finales del siglo XIX y que oscurecía el tono real de las pinturas. Durante la restauración se inició un debate sobre qué hacer con zonas que se repintaron en la actuación ejecutada por el Padre Martín Coronas en 1895. Según el Director Técnico de la restauración y responsable de la empresa Restauradores Pro Art, Andrés Ballesteros, “finalmente se decidió mantener los repintes, porque eran de gran calidad y la pintura original se había perdido. En otras zonas hemos tenido que repintar por ese mismo motivo, la pérdida de la pintura por un defecto de la técnica original del propio autor. En esta parte del proceso, la reintegración cromática ha sido uno de los aspectos que ha supuesto una mayor complejidad”.

 

El Oratorio es una de las salas del Palau más simbólicas ya que en ella rezaba cada día San Francisco de Borja. Escritos históricos mantienen que allí venció al diablo, y éste, al huir, resquebrajó una piedra de alabastro que aún se puede ver junto al altar. Más allá de leyendas, el espacio tiene una gran riqueza artística fruto de los últimos trabajos de recuperación en 1895 que dirigió Martín Coronas y que con esta restauración se verán realzados.

 

Los trabajos de restauración del Palau se completarán este año con la próxima inauguración de la Galería Dorada, donde también se ha realizado durante meses una actuación integral que ha concluido con la reubicación de las obras de Gaspar de la Huerta en los techos de la Galería.