Gandia amplia la tarjeta dorada a jubilados o parados con más de 60 años


El Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha destacado una apuesta que beneficia “a un colectivo de personas que lo necesita” La edad de los beneficiarios pasa de los 65 a los 60 años (si se está jubilado o desocupado) y empezará a funcionar a partir del próximo 1 de enero.




 

Gandia amplia la tarjeta dorada a jubilados o parados con más de 60 años

El Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha presentado las novedades que, a partir del 1 de enero, sumará Gandia a su Tarjeta Dorada para beneficiar a más mayores de la ciudad. El dato más importante es que, a partir del próximo año, la edad para beneficiarse de los descuentos de la tarjeta baja a los 60 años para personas jubiladas o desocupadas.

Orengo ha explicado que “al ampliar la edad para las personas de 60 años jubiladas o desocupadas, queremos mejorar la calidad de vida a nuestros mayores, que son quienes han dado la vida por y para esta ciudad”.

Según ha explicado el Alcalde, se trata de un “regalo de reyes” que “demandaban muchos mayores en Gandia que, por distintas situaciones que ahora se modifican, no podían beneficiarse de la Tarjeta Dorada”.

Esta propuesta, según ha explicado José Manuel Orengo, supondrá un coste para Gandia de 30.000 euros y beneficiará a entre 500 y 1.000 mayores de la ciudad.

Con esta medida, los mayores que puedan solicitar la nueva Tarjeta Dorada, se verán beneficiados por descuentos en el transporte público de la ciudad, en la adquisición de medicamentos, en ocio y, especialmente, el acceso a los centros de convivencia para personas mayores.

El Alcalde ha destacado el compromiso de Gandia con sus mayores, buscando “dar respuesta a sus necesidades y sus inquietudes facilitando al máximo el acceso a las mismas y su calidad de vida, sobretodo en momentos difíciles, como ahora”.

Junto al Alcalde han estado presentes el teniente de alcalde de Territorio, Fernando Mut, la concejala responsable de Bienestar Social, Cristina Bataller, y la concejala de Relaciones con los Colectivos Sociales, Mónica Richart.

Mut ha coincidido con el Alcalde en señalar la importancia que para Gandia tienen los mayores y se ha mostrado satisfecho por esta medida que beneficiará a muchos ciudadanos de Gandia.

Por su parte, Mónica Richart, ha animado a todos los ciudadanos que cumplen las características para tener la tarjeta dorada a que conozcan los centros de convivencia, donde “hay un ambiente inmejorable con actividades y talleres que se adaptan a los gustos de todos los usuarios”.

Por último, Cristina Bataller ha recalcado que “en Gandia no se recorta en ayudas sociales en estos tiempos de dificultades en los que es importante beneficiar a las personas que más apoyo necesitan”.

Los beneficios para las personas a partir de 60 años desempleadas o jubiladas son múltiples, desde descuentos en las actividades culturales que se realizan en los espacios públicos, el acceso a la Universidad Popular, descuentos en el cine, en los centros municipales del deporte y un largo etcétera.