La Safor contra el absentismo escolar


La Safor continúa con la lucha constante contra el absentismo escolar. Desde 1996, diversidad de municipios están desarrollando políticas que erradiquen este problema que ha necesitado de la unión de las administraciones públicas.




 

La Safor contra el absentismo escolar

El absentismo escolar es un problema que no sólo preocupa a las familias, centros educativos o a la administración, sino que afecta a toda la sociedad. Es una de las manifestaciones más claras de las dificultades de integración en la vida escolar y, en la mayoría de veces, suele derivar en fracaso. Este problema no se soluciona exclusivamente garantizando el puesto escolar, sino que exige de las administraciones públicas acciones positivas que incluyan la adopción de medidas efectivas y coordinadas para resolver los problemas que están en el origen de este fenómeno educativo. Las condiciones desfavorables de carácter familiar, económico, sociocultural y educativo son la causa más frecuente del absentismo escolar. Los Servicios Sociales Generales de la Mancomunidad trabajan en este tema desde 1996 en todos los municipios que pertenecen a este servicio: Alfauir, Almiserà, Almoines, Barx, Beniarjó, Benifiaró de la Valldigna, Beniflá, Bellreguard, Daimús, Alquería de la Condesa, Llocnou de Sant Jeroni, La Font d'En Carròs, Guardamar, Miramar, Palma de Gandia, Palmera, Piles, Potríes, Rafelcofer, Real de Gandia, Rótova, Simat de la Valldigna y Xeraco.

A lo largo del tiempo han ido introduciéndose nuevas formas de trabajo conforme ha ido evolucionando la problemática. Una de las nuevas introducciones ha sido la de protocolizar la coordinación como medida de refuerzo del trabajo que se está realizando. De forma general, esta coordinación se da entre los centros educativos, los cuerpos de la Policía Local de cada municipio y los Servicios Sociales de la Mancomunidad, a través de la figura de las Educadoras Sociales, quienes son las encargadas de coordinar todo el programa. Asimismo también ha contribuido a prevenir el absentismo escolar, la implantación de programas específicos en que se han trabajado, entre otros, habilidades sociales.

La puesta en práctica de esta forma de trabajo ha resultado muy exitosa y satisfactoria para todas las partes implicadas: el absentismo se ha visto rebajado.