Bellreguard es uno de los pueblos menos endeudados de la comarca


El Ayuntamiento de Bellreguard se convierte en una de las administraciones menos endeudadas de la comarca de la Safor. Según los últimos datos del Ministerio de Hacienda, el municipio es el sexto pueblo que cuenta con menos deuda, teniendo en cuenta la relación de deuda por habitante.




 

Bellreguard es uno de los pueblos menos endeudados de la comarca

Tras la reciente actualización por parte del Instituto Nacional de Estadística de los datos de población de referencia para el próximo año, correspondientes a las del 1 de enero de 2010, y consultado la web del Ministerio de Hacienda para obtener la información oficial y vigente sobre el nivel de endeudamiento municipal en todo el Estado referida al año 2009, las conclusiones no son otras que la constatación de que el Ayuntamiento de Bellreguard es uno de los menos endeudados de la comarca de la Safor.

C
on una población oficial de 4818 habitantes y una deuda de 290.000,00 €, según los últimos datos del Ministerio, Bellreguard es los sexto pueblo de la comarca menos endeudado teniendo en cuenta la relación de deuda por habitante.
Por lo tanto, Bellreguard presenta un endeudamiento de 60'196 € x habitante, mientras que la media de la comarca es de 804'51 €, y la nacional de 611'85 €.

Tan sólo se han formalizado en esta legislatura dos préstamos, decididos por unanimidad en el plenario, para atender las inversiones de la ampliación del cementerio y para la financiación local de la instalación del césped artificial en el campo de fútbol municipal. En honor a la verdad parece que los datos de endeudamiento del Ministerio no contemplan el último préstamo realizado, pero aunque se añadiera este último para el cálculo, la posición en la tabla no variaría más que un lugar.

Por otro lado, y aunque se han formalizado estos dos préstamos durante los 3 últimos años, hay que recordar que no se han realizado operaciones de leasing o renting que, al tratarse del arrendamiento de los bienes, se consideran gasto corriente. Pero no por ello dejan de ser operaciones financieras o de crédito.

A principios de la legislatura el importe que amortizar el ayuntamiento por estos conceptos era de 50.000,00 € anuales, y para 2011 será de sólo € 7,000.00.

Finalmente, para el año 2011 y teniendo en cuenta estos dos préstamos, el Ayuntamiento dejará de pagar en concepto de intereses y amortización de los mismos más de 15.000,00 € respecto de la liquidación de 2007. Un importante ahorro y esfuerzo sin duda, pero insuficiente de todas para el equilibrio necesario de los presupuestos municipales en el que se trabaja día a día reduciendo el gasto en todas las áreas de gestión.