El Centre Històric de Gandia será inexpugnable para el agua del Serpis


Los trabajos realizados en su cauce se han calculado sobre un caudal con un período de retorno de 500 años. El concejal de Territorio, Fernando Mut, asegura que las obras estarán acabadas antes de dos meses.




 

El Centre Històric de Gandia será inexpugnable para el agua del Serpis

La ejecución del plan de defensa y adecuación ambiental para el control y laminación de las avenidas del Serpis ha convertido el Centre Històric de Gandia en prácticamente inexpugnable para el agua. El coordinador de las obras del Serpis a su paso por Gandia, Rafael Femenía, aseguró que “algo muy extraordinario tendría que ocurrir para que el Serpis se desbordara en el núcleo histórico de la ciudad”.

 

Este ingeniero de caminos se encarga de coordinar las obras que está llevando a cabo en este tramo tanto Aquamed (empresa pública del Ministerio de Medio Ambiente) como el Ayuntamiento de Gandia, que está acometiendo los proyectos de Navarro Baldeweg y Miguel del Rey, obras que han hecho crecer el nivel de seguridad que tiene el Serpis que es “hoy en día muy elevado”.

 

Femenía explicó que para prevenir inundaciones se ha actuado a lo largo de todo el recorrido del Serpis teniendo en cuenta las precipitaciones y los caudales del río en los últimos cien años, pero en el caso del tramo que corresponde al Centre Històric de Gandia –desde el puente viejo de Oliva hasta el Hospital San Marcos- se ha tenido en cuenta un período de retorno de 500 años. Para entender este concepto basta imaginar que si se hubiera hecho esta obra en tiempos de San Francisco de Borja, el núcleo antiguo de Gandia no hubiera sufrido ni una sola inundación desde entonces hasta la actualidad.

 

El concejal responsable del área de Territorio, Sostenibilidad y Vivienda, Fernando Mut, apuntó la importancia que tiene esta obra “tan bien hecha y tan importante para Gandia” y afirmó que es fundamental “la protección del Serpis para que no se repitan las gravísimas inundaciones que históricamente han azotado a la ciudad y para que Gandia no vuelva a ser noticia por el agua”.

 

Por otro lado, el líder de Plataforma de Gandia aseveró que las obras “están muy avanzadas por lo que en un plazo de entre uno y dos meses podrían ser recepcionadas por el consistorio municipal”.

 

Murallas protectoras y protegidas

Una de las actuaciones que se ha llevado a cabo en el Serpis ha sido la construcción de muros de encauzamiento que sirven como protección en el caso de que suba el caudal del río, pero en concreto en el Centre Històric se ha contado con una protección adicional: el de las propias murallas de la ciudad.

 

El arquitecto Miguel del Rey realizó un estudio al respecto de estas murallas e insistió en sus conclusiones que el paseo que discurre junto al cauce del río no debía ser muy elevado. De este modo, las mismas murallas harían las veces de muro de contención y, al mismo tiempo, se les dotaría de protagonismo.

 

Las propias murallas además de proteger de desbordamientos, también se han protegido contra la erosión del río ya que se encuentran en una zona, en pleno meandro,  que históricamente ha sido un punto importante de erosión. De este modo, el proyecto ha reforzado las murallas justo a la altura de su cimentación, el punto más delicado de las mismas.

 

Respecto a los materiales que se han empleado en los muros, han sido el hormigón con un pigmento rojizo para asemejarlo al muro que se ha colocado en la plaza del Tirant y el Palau Ducal que es un alicatado de piedra natural.

 

Finalmente, hay que señalar que toda la obra que se ha hecho en el río en este tramo, está protegida contra la fuerza del agua en caso de crecidas, por lo que en el caso de producirse, solo sería necesario limpiar los restos de cañas o tierra arrastrada.

 

Caudal ecológico constante

Otro de los puntos interesantes con los que cuenta el proyecto que se ha realizado en el Serpis es la creación de un caudal ecológico constante, procedente del subálveo del río. El subálveo son las aguas que discurren por debajo del río que, en este caso, se han hecho que aparezcan en la superficie de modo que siempre exista un pequeño caudal denominado ecológico que permitirá la existencia y supervivencia de la rica fauna y flora que acoge el río Serpis.

 

Prensa de laminación en Terrateig

Según explica Femenía un problema que tiene el Serpis y que se está subsanando en la actualidad es la llegada de agua desde el Vernissa, un río que tiene puntos de subida muy fuertes y que hace que se incremente en gran medida el caudal de Serpis.

Ante esta situación en la actualidad se está ejecutando una presa de laminación, concretamente en el término de Terrateig, una infraestructura que permitirá controlar el agua que llega del Vernissa y poder regularla convenientemente.

 

Además del Vernissa, el Serpis también recibe en la actualidad las aguas del Barranco de Piles que actualmente se están desviando al río que pasa por Gandia.

 

Todas estas actuaciones que están a punto de ser concluidas harán que el Serpis sea un río muy seguro para los gandienses que no solo no tendrán que temerlo, sino que además podrán disfrutarlo como nunca con todos los proyectos que en estos momentos se están llevando a cabo.

 

Por si fuera poco, la renovación de las instalaciones de agua potable y alcantarillado anunciada recientemente gracias al Plan director del Agua, protegerán aún más la ciudad sobre los efectos de las lluvias que en algunas ocasiones han supuesto verdaderos quebraderos de cabeza para Gandia.