NNGG Gandia lamenta que Orengo ataque a los jóvenes


NNGG lamenta que Orengo acuse de la usurpación de su identidad a los jóvenes de la ciudad de Gandia Moratal: “No podemos permitir que Orengo ataque una vez más a los jóvenes de la ciudad de Gandia”. Moratal: “la acusación dirigida a los jóvenes demuestra la poca confianza del socialista Orengo en los jóvenes de la ciudad”.




 

NNGG Gandia lamenta que Orengo ataque a los jóvenes

Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gandia muestra su preocupación y tristeza por los ataques verbales vertidos por un “desnortado” Orengo hacía los jóvenes de la ciudad de Gandia.

Durante la jornada del martes 4 de enero tanto el Secretario General del Partido Popular de Gandia, Guillermo Barber; como el Vicesecretario General de Comunicación del Partido Popular de Gandia, Víctor Soler; comparecieron ante los medios de comunicación en rueda de prensa para explicar que algunos militantes del Partido Popular de Gandia habían recibido correos electrónicos intimidatorios y que coaccionaban su libertad ideológica y de expresión.

José Manuel Orengo, Secretario General del PSPV-PSOE de Gandia expresó que esos correos electrónicos no habían sido enviados por su persona y que había presentado una denuncia ante la Policía Nacional por usurpar su identidad en la red.

Así pues el Secretario General de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gandia, Alberto Moratal; quiso manifestar en nombre del colectivo que: “Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gandia se ofrece al PSPV-PSOE de Gandia para presentar una denuncia conjunta y esclarecer hechos que han perjudicado tanto a Orengo como a los afiliados del PP”.

Tras el apoyo mostrado tanto por el Vicesecretario General de Comunicación del Partido Popular de Gandia, Víctor Soler; como por el Secretario General de las Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gandia, Alberto Moratal; se han producido unas declaraciones de Orengo, que desde el colectivo juvenil líder en Gandia han calificado como “pasada de frenada” y “reaccionaria”. “Ha sido un ataque verbal contra todos los afiliados de NNGG Gandia y contra los jóvenes de la ciudad en general” ha sentenciado Moratal.

Orengo no quiso desaprovechar la notoriedad del incidente y acusó directamente a Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gandia de estar detrás del suceso. Moratal considera “radicales” y “sectarias” las acusaciones y se expresó con total rotundidad sobre las insinuaciones de Orengo: “NNGG Gandia no ha usurpado la identidad de Orengo en la red” aseverando “que Orengo se instala en la mentira e insinuaciones poco éticas para atacar a los jóvenes de la ciudad” considerando “que es inaceptable, primero la desconfianza hacía los jóvenes y después la poca prudencia de un cargo como el de Alcalde de Gandia”.

Desde el colectivo juvenil recuerdan que no es la primera vez que Orengo actúa de dicha manera y exigen una pronta rectificación puesto que no es justificable un ataque de dicho tipo con la virulencia verbal que se ha producido hacia los jóvenes de la localidad. De hecho para Moratal:”Las acusaciones de Orengo no se sustentan. Por ello exijo a Orengo unas disculpas públicas pues los primeros afectados por el suceso son los populares”.

Orengo no da explicaciones sobre la utilización de medios del Ayuntamiento:

En otro orden de cosas los populares denunciaron está semana que el PSPV-PSOE de Gandia está realizando campaña sucia utilizando medios y personal del Ayuntamiento.

Y es que desde la organización juvenil se han mostrado con “cierta sorpresa y preocupación” ya que Orengo ha admitido que dicha campaña se produce pero no explica el uso de medios y personal del Ayuntamiento para sus intereses partidistas.

Para Moratal: “Orengo debe dar respuestas claras sobre un hecho poco deferente hacía los ciudadanos de Gandia que son quienes pagan impuestos a la Corporación Local no para hacer campañas políticas sino para recibir servicios públicos”  para el Secretario General de NNGG Gandia “estas prácticas no son nuevas y sonrojan a más de uno” sentenciando que “Orengo y sus secuaces han perdido toda su decencia política”.