Gandia no sancionará a los hosteleros que saquen sus mesas a la calle


La Junta de Portavoces de Gandia ha aprobado favorecer que los bares puedan sacar más mesas a la calle por la Ley Antitabaco.




 

Gandia no sancionará a los hosteleros que saquen sus mesas a la calle

Gandia dejará sin efecto temporalmente, la ordenanza de ocupación de vía pública, con el fin de favorecer el cumplimiento de la última Ley Antitabaco, aprobada por el Gobierno central. Así pues, el Ayuntamiento deja en suspenso la ordenanza de ocupación de vía pública. La medida se adopta para favorecer el cumplimiento de la Ley Antitabaco y facilitar que el impacto de la prohibición de fumar en cafeterías, bares y restaurantes sea el mínimo posible. Así lo han acordado esta mañana en Junta de Portavoces, los representantes de los grupos municipales de la capital de la Safor.

El Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha afirmado hoy que “con el consenso gana Gandia”, después de que la Junta de Portavoces haya consensuado “favorecer que los bares de la ciudad puedan sacar más tablas ajo calle -por la ley antitabaco- con la reforma del ordenanza de Empleo de la Vía Pública, la compra de terrenos para proteger el Marjal y el apoyo político de todos los grupos al Manifiesto del Gobierno municipal en contra de la autorización de las prospecciones petroleras” en la costa valenciana.

El primero de los puntos aprobados ha estado reformar el ordenanza de Empleo de la Vía Pública para facilitar al máximo a los bares y restaurantes de Gandia la ubicación de terrazas “que ayudan a minimizar el impacto de la recientemente aprobada Ley antitabaco en un sector económico muy importante para Gandia y permita hacer cumplir la ley sin perjuicio para los empresarios y los consumidores”, ha añadido el Alcalde, por lo que “a partir de mañana se tramitarán licencias provisionales de empleo de la vía pública allá donde antes el ordenanza no lo contemplaba y siempre que no impida el paso de los viandantes”.

La reforma entrará en vigor de forma inmediata, y autorizará a los propietarios de cafeterías, bares y restaurantes sacar mesas y sillas a la calle “de forma provisional, y siempre y cuando respeten el paso de los peatones”, ha matizado el alcalde, José Manuel Orengo.

Esta medida, que se ha acordado a iniciativa del PP, es, ha explicado Orengo “una respuesta a la inquietud generada por la Ley Antitabaco”, y pretende “dar todas las facilidades a los hosteleros de la ciudad para que el impacto sea mínimo”. Más adelante, una Comisión de Promoción Económica analizará con detalle los términos de esta reforma de la ordenanza.

La portavoz adjunta del grupo municipal del PP, Carla Ripoll, también ha aplaudido la voluntad de consenso del Gobierno municipal y ha mostrado el apoyo del Grupo Popular a las tres propuestas, siendo una de ellas una aportación del PP que agradece que se haya logrado de forma inmediata por dar respuesta a las peticiones de los hostaleros de la ciudad ducal.