Almoines convierte la antigua carretera en un paseo


Se han remodelado las calles de Sant Antoni y del Riu Serpis con un presupuesto de 333.000 euros.




 

Almoines convierte la antigua carretera en un paseo

El Ayuntamiento de Almoines ha finalizado las obras de las calles Sant Antoni y del Riu Serpis, que formaban la antigua carretera Gandia-Villalonga y que ahora se ha convertido en un paseo con aceras amplias y zonas de aparcamiento de coches.

 

El primer proyecto, que se corresponde con la calle de Sant Antoni, ha contado con un presupuesto de 222.167 euros y ha consistido en la remodelación de la calle y su correspondiente repavimentación de los alrededores, debido al mal estado de conservación en el que se encuentra a consecuencia del intenso tránsito soportado en las pasadas décadas. El segundo proyecto, que tiene que ver con la calle del Riu Serpis, ha tenido un presupuesto de 111.469 euros, que se ha basado en la ejecución y mejora de la red de aguas de lluvia y agua potable.

 

Como novedad, la dirección del tráfico ha pasado a ser única en sentido de Gandia a Beniarjó, lo que ha reducido el número de vehículos que transitan y, con ello, la mejora de la circulación en la entrada del municipio. Junto a esta medida, también se ha procedido a la instalación de una nueva iluminación y la ampliación de las aceras, que ha contribuido a la mejora de la calidad de vida de los vecinos y los viandantes en general.