El Ayuntamiento de Bellreguard y la Asociación de Moros y Cristianos asisten a la reunión con la UNDEF


Por segunda vez en los últimos meses, representantes del Ayuntamiento y de la Asociación de Moros y Cristianos de Bellreguard han participado en una reunión convocada por la UNDEF (Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos) para tratar el borrador del decreto para la regulación de los locales festeros en la Comunidad Valenciana, que la Conselleria de Gobernación prepara para ser publicado en los próximos meses.




 

El Ayuntamiento de Bellreguard y la Asociación de Moros y Cristianos asisten a la reunión con la UNDEF

En la reunión, que se ha celebrado en Beneixama, han asistido el presidente, el delegado para la Safor y el asesor jurídico de la UNDEF, así como representantes de la asociación de Moros y Cristianos de Albaida, además del Alcalde de Bellreguard, Pere Cremades, el concejal de fiestas, Salvador Chova, y el vicepresidente de la Asociación, Fernando Bonet.

El decreto en el que trabaja la Conselleria pretende la regulación de los locales que se utilizan por los diferentes colectivos de la Comunidad Valenciana, como los casales falleros, las cábilas o las peñas, y que pasen a denominarse sedes festeras tradicionales. Además, clasificadas en tres categorías diferentes, pueden recibir, en dos de estas categorías, un tratamiento diferenciado del que actualmente contempla la ley que regula las licencias de actividades. Con un trámite más sencillo y dando a los ayuntamientos capacidad para regular las condiciones y los horarios para el funcionamiento de las sedes festeras tradicionales, se da cobertura legal a una realidad que afecta a más de 800 casales falleros y casi 2000 cábilas, aparte de los que se pueden encontrar por todas partes de nuestra geografía relacionados con las fiestas y tradiciones valencianas.

Durante la reunión se ha tratado el contenido del borrador del decreto en toda su extensión, lo que ha permitido elaborar una serie de enmiendas al mismo para cubrir algunas de las situaciones que, desde la experiencia de los asistentes, se ha considerado que no tenían ningún tratamiento o que no quedaban suficientemente aclarados en la redacción del texto. Con las conclusiones de la reunión, el asesor jurídico de la UNDEF preparará un texto definitivo que será remitido a la Conselleria para su estudio en la próxima reunión de la comisión redactora del decreto en la que ya participaba el mundo de las fallas y la que se ha incorporado, recientemente, la UNDEF.
Co
n este decreto, se abrirán las puertas a que los pueblos con locales festeros puedan regular mediante ordenanzas específicas todo lo que tiene que ver con la actividad, horarios y condiciones de funcionamiento en general. Desde el Ayuntamiento de Bellreguard se confía en que finalmente el decreto también hable de los locales que se ocupan esporádicamente para las fiestas y ya trabaja en su propio borrador para la futura ordenanza reguladora de cábilas que quiere hacer realidad con el consenso de la Asociación de Moros y Cristianos y de los vecinos y vecinas del pueblo.