El Director General de Arquitectura de la Generalitat Valenciana, Fernando Mut, ha visitado la Seu Colegiata de Gandia


El Director General de Arquitectura de la Generalitat Valenciana, Fernando Mut, ha visitado la Seu Colegiata de Gandia para firmar y entregar la segunda fase de las obras de restauración del edificio, que han consistido en la restauración de las cubiertas del edificio. Mut se ha mostrado satisfecho por el trabajo realizado y ha destacado la labor de la Fundación Amics de la Seu y del arquitecto director de las obras Alberto Peñín. Durante la visita, Mut ha anunciado la intención de su departamento de seguir implicado en la restauración del emblemático edificio de Gandia, en concreto con una inversión importante que se destinaría a la restauración del interior del templo, empezando por las bóvedas, arcos, etc. Obras que podrían estar ya licitadas a lo largo del próximo verano y que vendrían a mejorar las estancias que son más visibles para los visitantes y feligreses del templo. Mut ha querido destacar el compromiso del gobierno de la Generalitat Valenciana en el proyecto de conservación y restauración de la Colegiata, pero ha insistido en que es necesaria la paciencia por parte de los ciudadanos, ya que las obras son importantes y han de ocupar un importante espacio de tiempo, según Mut, “se tardaron siglos en construir la Seu, y vamos a tardar unos años en restaurarlo”




 

El Director General de Arquitectura de la Generalitat Valenciana, Fernando Mut, ha visitado la Seu Colegiata de Gandia

No hubo color en el partido. Desde el principio se vio que el Oliva lo iba a tener muy complicado para puntuar en el campo de la Murta de Xátiva ante un Ontinyent muy crecido y superior.

Otra vez, el partido estuvo condicionado por el tempranero gol del rival. Los olivenses vieron como su portería se perforaba a los pocos minutos del comienzo. Y es que una vez más, el comienzo del conjunto olivense fue malo.

El equipo de Suso Monzó, con numerosas bajas, no llegó a inquietar la puerta del rival en todo el encuentro, salvo la ocasión que desaprovechó Kike en la recta final del mismo cuando el partido ya estaba sentenciado.

La séptima derrota de la temporada a domicilio se finiquitó prácticamente en la primera parte, después del 2 a 0 en contra con el que se llegó al descanso.

En el segundo período fue más de lo mismo. Un Ontinyent lanzado, amo y señor de la situación, ante un rival muy flojo y sin llegada.

Al final, 3 a 0 y el Oliva que termina el 2005 situado en zona de descenso. Bien le vendrán las fiestas para tomar nuevos bríos y afrontar el nuevo año con más fuerza.