Oliva también acude a la reunión de la Comisión de seguimiento contra las prospecciones petrolíferas


Una representación del Ayuntamiento de Oliva formada por el Alcalde de Oliva, Salvador Fuster, y por el portavoz del Grupo Municipal del PP, Frank Soria, asistieron a la reunión celebrada en Cullera junto a representantes de otros municipios afectados por las prospecciones petroleras, aprobadas por el gobierno, en la costa del litoral valenciana.




 

Oliva también acude a la reunión de la Comisión de seguimiento contra las prospecciones petrolíferas

Los asistentes a la reunión acordaron trabajar conjuntamente para evitar estos sondeos. El Ayuntamiento de Oliva ya se mostró en contra de las prospecciones a través de una moción conjunta, y aprobada por unanimidad de la Corporación Municipal.

“En la reunión de ayer lunes en Cullera se informó que en estos momentos existe la posibilidad de que la Generalidad, y el Ayuntamientos, presenten los diferentes recursos dentro del período de estudio de las prospecciones. Hecho, que nuestro ayuntamiento, llevará adelante una vez se conozca el resultado de la reunión entre el Ministerio y la Generalidad que en breve tendrá lugar” señalaba el alcalde de Oliva, Salvador Fuster.

El portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Oliva, Frank Soria, ha indicado que “para nosotros este proyecto es una auténtica barbaridad y que si no se frena a corto plazo hará mucho mal a todo el sector turístico del litoral valenciano, desde la zona de La Safor hasta llegar a Valencia. Todos los pueblos costeros presentes en la reunión nos hemos mostrado en contra de este proyecto dejando de lado colores políticos. Tampoco nos creemos que las prospecciones sean tan solo para hacer estudios en la costa”.

Oliva forma parte de la comisión informativa de trabajo constituida ayer, junto a otras poblaciones del litoral valenciano, para defender los intereses de sus ciudadanos.

La afección visual de las plataformas petroleras sin ninguna duda podría afectar, no solo a la fauna marina y a los pescadores, sino también al turismo que visita nuestras playas y a todos aquellos empresarios que tengan la intención de invertir en esta zona del litoral ya que sus dimensiones de 100x100 metros (más grandes que un campo de fútbol) serían visibles aunque se instalaran a 37 kilómetros dentro del mar.