Oliva controlorá la mercancía transportadas por su término municipal


La medida adoptada tiene como finalidad la identificación del origen género transportado por el municipio. El pleno Olivense busca evitar robos, que afectan a la localidad especialmente de cítricos.




 

Oliva controlorá la mercancía transportadas por su término municipal

El plenario del Ayuntamiento de Oliva, por unanimidad, ha aprobado hoy en sesión extraordinaria la implantación en el término municipal del documento denominado “Guía control mercancías agrícolas” que ya funciona con éxito en otras localidades de la Comunidad Valenciana.

Esta guía es un documento en el que se hará constar todos los datos disponibles con respecto a la mercancía transportada, como su procedencia, propiedad de la parcela, lugar de recolección, número de kilos. El documento tendrá la consideración de comprobante de la legítima procedencia de la fruta transportada y tendrá una validez diaria. En consecuencia, se deberá exhibir en cualquier momento del transporte o recepción de la misma a requerimiento de las fuerzas de seguridad del estado, policía local o cualquier agente de la autoridad.

Con la aprobación de la guía se pretende luchar contra los robos en los campos, especialmente por lo que respecta a los cítricos.

El último Consell Local Agrari, de fecha 26 de enero, acordó instar al Ayuntamiento de Oliva la aprobación de la guía, ya que será en beneficio de todos los agricultores de la ciudad.

El anexo donde se detallará toda la información referida a la recolección de cítricos estará al alcance de todo aquel que lo solicite en la Oficina Local Agraria, Almacén Municipal, oficinas de la Policía Local, sede de las organizaciones agrarias de Oliva.

La mencionada guía también será exigible si el agricultor necesita ceder o transportar la fruta para otros usos en los que no haya transacción económica de por medio.

En caso de retención de la mercancía transportada, presuntamente de forma ilícita, las fuerzas de seguridad podrán depositar la fruta intervenida en el almacén municipal, mientras se realizan las diligencias para identificar al propietario legítimo de la fruta.

De acuerdo con el artículo 30 de la ordenanza del Medio Rural se establecen tres niveles de sanción en caso de aprensión de fruta de procedencia, transporte o recepción presuntamente ilícita: caso leve (entre 0 y 50 kilos), sanción de 6 a 60 euros; caso grave (entre 51 y 500 kilos) sanción de 60 a 180 euros; caso muy grave (más de 500 kilos) sanción de 180 a 450 euros.