La asamblea vecinal de Gandia decidirá convocar elecciones o crear una gestora


La dimisión de la presidenta Delfina Pellicer se hace efectiva. El 7 de marzo los representantes de las asociaciones decidirán el futuro de la entidad que las aglutina. El edil destaca el papel “mediador” de la concejalía de Participación Ciudadana, que respetará la elección de la asamblea.




 

La asamblea vecinal de Gandia decidirá convocar elecciones o crear una gestora

El concejal de Participación Ciudadana, Fernando Mut ha anunciado hoy la convocatoria de la asamblea de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gandia en la que se decidirá el futuro de la organización tras la dimisión de su presidenta, Delfina Pellicer.

La asamblea se reunirá el próximo 7 de marzo con la finalidad de crear las estructuras necesarias para seguir realizando su tarea de integración de la ciudadanía en los mecanismos de participación.

Mut ha explicado que la decisión de convocar la asamblea se tomó en la última reunión de la Federación, en la que Pellicer manifestó su deseo de no continuar al frente de la organización que aglutina a las asociaciones de vecinos de la ciudad.

Durante la reunión, que tuvo lugar el pasado viernes, Pellicer entregó a Fernando Mut las llaves de la Federación como traspaso simbólico de la dirección hasta que los integrantes de la asamblea decidan si convocan elecciones o nombran un órgano gestor de la entidad.

En la asamblea del 7 de marzo, ha explicado Mut, se decidirá el futuro de la Federación “de la manera más libre y democrática posible” con el objetivo de que el asociacionismo en Gandia “sea una realidad y se abra una nueva etapa de concordia”.

Mut ha agradecido a todos los miembros de la Federación “la confianza” depositada en el departamento que dirige y ha recalcado que su papel en esta nueva etapa será “de mediación”, ya que la concejalía “respetará absolutamente su independencia” y todas las decisiones “estarán en manos de las asociaciones”.

Por último, el edil ha destacado que con la convocatoria de la asamblea se inicia un nuevo proceso de toma de decisiones en la Federación que sin duda conllevará “nuevas tensiones y polémicas”, pero siempre de forma “sana y democrática”.