La deuda municipal de Gandia vuelve a enfrentar a Gobierno y oposición


El PP de Gandia ha vuelto a denunciar la pésima gestión económica del gobierno municipal que ha llevado al consistorio gandiense a la peor situación financiera y la mayor deuda económica de toda su historia.




 

La deuda municipal de Gandia vuelve a enfrentar a Gobierno y oposición

Los Populares han denunciado el uso y abuso de las modificaciones de créditos del gobierno de Orengo y los impagos a los proveedores y diversos colectivos sociales de la ciudad.

La concejala del PP de Gandia, Carla Ripoll, ha denunciado que el gobierno municipal también tiene otras deudas económicas por impagos de los convenios firmados con diversos colectivos y entidades sociales de la ciudad como es el caso de Cáritas Interparroquial de Gandia por un importe de 25.000 euros desde el año 2010.

Los Populares han lamentado que el gobierno continúa sin pagar a ONGs y entidades sociales de la ciudad, mientras que sí que mantiene asesores municipales que le cuestan a los ciudadanos, 52.000 euros anuales.

Unas declaraciones que han provocado la rápida respuesta por parte del gobierno municipal en la voz de la Teniente de Alcalde de Economía y Hacienda, Ana garcía, quien ha calificado las declaraciones de los Populares del cinismo más absoluto y más todavía cuando asegura que han dados datos falsos. Para el gobierno municipal, los Populares solo tratan de engañar a los ciudadanos con datos falsas para crear confusión y polémica.

Así pues, la responsable de Economía critica que “el PP utiliza la misma estrategia de desprestigio de los últimos cuatro años” y dice que “estas críticas demuestran que no saben como funcionan los pagos de los convenios”.

La teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Ana García, ha asegurado que todas las asociaciones de Gandia con las que han firmado convenios de colaboración, están cobrando el dinero acordado. García ha desmentido las declaraciones de la concejala del PP, Carla Ripoll, donde acusaba al gobierno de no pagar a los colectivos de la ciudad.

En este sentido, García ha denunciado el “cinismo” del PP al realizar estas críticas siendo conscientes de que “tanto las asociaciones como el propio Ayuntamiento, estamos asumiendo responsabilidades económicas que le corresponden a la Generalitat Valenciana y que lo hacemos para ayudar a las personas que más lo necesitan”.

La responsable en materia Económica de Gandia ha desmentido además los casos concretos denunciados por Ripoll y ha explicado que “los retrasos se deben a trámites que se siguen para el cobro de estos dinero”. Así, García ha explicado que los convenios funcionan dando un porcentaje el día de la signatura y, el resto, se paga cuando la asociación justifica sus actividades, unos documentos que, según García, se pueden presentar hasta el 31 de diciembre y “siempre debemos ampliar el plazo porque hay asociaciones que no llegan a tiempo”.

García ha añadido que, a medida que se van recibiendo las documentaciones necesarias, “tal y como indica la legalidad en temas de subvenciones”, empiezan a realizarse los pagos de la segunda parte de las subvenciones. Para García, las críticas de los populares demuestran que “no saben como funcionan los pagos de las subvenciones”.

La teniente de alcalde de Economía ha lamentado que “el PP continúa con la misma estrategia de los últimos cuatro años y que solo busca menguar la confianza de los ciudadanos hacia las manchas de este gobierno”. García ha concluido diciendo que “este gobierno continúa cumpliendo con su compromiso social con los colectivos de la ciudad” y ha dicho que “querríamos que la Generalitat tuviera la misma diligencia que el Ayuntamiento a la hora de pagar”.