Asambleas de UGT Ribera Baixa, Safor y La Vall d´Albaida sobre el “Acuerdo Social y Económico”


Dentro de la serie de asambleas que la UGT del País Valenciano está realizando en las últimas semanas los trabajadores y trabajadoras de la UGT RIBERA BAIXA, SAFOR Y VALL D´ALBAIDA han asistido hoy, en la Mancomunitat de Municipis de la Safor, a la asamblea informativa sobre el Acuerdo Social y Económico firmado por el Gobierno central y los interlocutores económicos y sociales el pasado dia 2 de febrero. En ella, han intervenido los secretarios generales de la Unión Comarcal Raül Roselló, y de la UGT-PV, Conrado Hernández.




 

Asambleas de UGT Ribera Baixa, Safor y La Vall d´Albaida sobre el “Acuerdo Social y Económico”

En la asamblea, a la que acudieron alrededor de ciento cincuenta delegados y delegadas del sindicato, el secretario general  Raül Roselló, ha informado de la situación actual de la comarca  ante las altas tasas de paro, así como de la gravedad del mercado laboral que atravesamos. Así mismo, ha expuesto la necesidad de fijar como objetivo sindical prioritario para este año el empleo y colocar a las políticas sociales en el centro de las actuaciones del Gobierno. Por último, ha exigido a la Generalitat que asuma sus competencias para potenciar el sector industrial, en combatir la economía sumergida, aplicar de una vez la Ley de Dependencia, e invertir decididamente en educación y servicios públicos para cambiar el modelo productivo. 

Por su parte el secretario general de UGT-PV, Conrado Hernández expuso e informó de los aspectos más destacados del acuerdo; la reforma del Sistema de Pensiones, las reformas en las políticas activas de empleo, las reformas en materia de política energética, industrial y en lo relativo a la reforma del marco de negociación colectiva.
También se ha querido remarcar que el acuerdo firmado, ha supuesto afianzar el mantenimiento público de pensiones,  garantizando el acceso a una pensión digna para aquellos trabajadores que se jubilen en un horizonte más lejano. Además se puso en valor, la incorporación del reconocimiento como tiempo cotizado de los programas de formación y el cuidado de hijos, que dejarán de restar en las carreras de cotización, o las posibilidades de jubilación parcial y anticipada. Posteriormente, al término de la asamblea se abrió un turno de preguntas.