El gobierno local de Gandia responde a las críticas del PP sobre el informe de morosidad


La teniente de alcalde de Economía asegura que la estrategia de los populares responde a “la mala fe” y denuncia las presiones “constantes y permanentes” a funcionarios del Ayuntamiento. Por su parte, el coordinador del Gobierno Local, Alfred Boix, lamenta que el PP “solo quiere conocer estos datos por intereses electoralistas y sin tener en cuenta que publicarlos sin un criterio único puede perjudicar a la ciudad”, asegurando que si la Generalitat Valenciana pagara mañana su deuda con Gandia, “ya no deberíamos nada”.




 

El gobierno local de Gandia responde a las críticas del PP sobre el informe de morosidad

El coordinador del Gobierno Local, Alfredo Boix, y la teniente de alcalde de Economía, Ana García, han salido al paso de las justificaciones del PP ante su espantada del pleno del pasado viernes. Una actitud que ambos han lamentado y que han achacado a “las pocas ganas de los nueve concejales populares de trabajar en fallas”.

Boix ha lamentado que, después de cuatro años, el PP de Torró “siga instalado en la bronca y la crispación como estrategia electoral”, un hecho que Boix ha relacionado directamente con Torró, que “monta las broncas y después no acude a ellas”, haciendo referencia a la comisión de investigación por el caso Proinosa que se creó a petición del líder popular, que acusó al gobierno de corrupción, y la consiguiente amenaza de denuncia ante los juzgados, que “desapareció cuando Lola Moncho hizo negocios con la empresa”, ha dicho Boix.

Boix y García han explicado que los informes de morosidad no se entregarán “hasta que no exista un criterio unificado que marque las mismas pautas para todos los municipios”. Y no se hará, ha explicado Boix, porque “esto puede suponer una doble desventaja de la ciudad dependiendo de los datos que se den; una desventaja en el mercado financiero y para que los inversores apuesten por Gandia”.

Y es que, según ha explicado Boix, si cada municipio toma criterios distintos para aplicar la ley, “habrá consistorios que saldrán perjudicados en las comparaciones con otros municipios”, algo que, según ha dicho, “se encargará de realizar el PP en busca de su propio beneficio electoral”.

Para Boix, lo que está haciendo el PP es intentar perjudicar la confianza de inversores y entidades financieras en la ciudad de Gandia, puesto que, dependiendo de los criterios que aplique cada municipio (si son más o menos amplios), Gandia podría perder oportunidades en favor de otros municipios, puesto que se daña la competitividad y la imagen de solvencia de Gandia. Por esto, Boix ha pedido a los populares “que dejen de crear alarma social”.

García ha recordado, además, que este punto no solamente preocupa a Gandia, ya que, tal y como ha asegurado, son muchos los municipios que han reflejado sus dudas a la Federación Española de Municipios y Provincias, que, a su vez, ha elevado la consulta al Ministerio competente.

Estas dudas hacen referencia a los periodos de morosidad que deben cubrir estos informes, a la obligatoriedad de presentar los informes en el pleno y al cumplimiento de la ley de protección de datos.

García ha concluido valorando que “al PP no le interesa saber nada, porque no les interesa la deuda que otras administraciones, fundamentalmente la Generalitat, tienen con Gandia”. Unas deudas que, según ha dicho Boix, “si se pagaran mañana mismo, Gandia ya no debería nada”. “Como todo el mundo sabe, y así lo avala la organización Transparencia Internacional, somos uno de los Ayuntamientos más transparentes de España”, ha concluido Boix.