Gandia: La polémica sobre las deudas del Ayuntamiento se reaviva


El Partido Popular de Gandia ha vuelto a denunciar la falta de información del gobierno local sobre la deuda municipal y los pagos del consistorio a los proveedores, así como de la situación real de las arcas municipales.




 

Gandia: La polémica sobre las deudas del Ayuntamiento se reaviva

El regidor del PP, Javier Reig, en el consistorio gandiense, ha manifestado que “hay una empresa a la que se le deben 6 millones de euros, por las obras realizadas y no pagadas, en concreto, estas obras son la de la Plaza del Tirant, más otras modificaciones posteriores. Y que en definitiva, el ayuntamiento reconoce que no puede pagar. Por ello hace un convenio con esta empresa, a efectos, de pagar esa deuda de forma diferente”. Del mismo modo, afirmaba Reig que “ningún banco de Gandia admitía ya ningún endoso de porque los bancos saben perfectamente que el ayuntamiento no puede pagar a nadie”. También sugería que esta situación “produce el paro que tenemos en Gandia”. Por último comentaba que en la última legislatura “hemos hecho muchas obras pero ahora falta pagarlas. Unas declaraciones que han provocado la respuesta por parte del gobierno municipal en la voz de la Teniente de Alcalde de Economía y Hacienda, Ana García, que ha desmentido los hechos denunciados por los Populares y los ha acusado de engañar a los ciudadanos para tratar de ganar las elecciones. La edila del PSOE comentaba que “estamos asistiendo a la misma historia desde hace cuatro años, vaticinando que este ayuntamiento está en bancarrota, y una mil veces hemos demostrado que es totalmente falso, y que lo único que quieren es desprestigiar a este gobierno, y alarmar a los ciudadanos”. A juicio de García, “el primer error es decir que los bancos no se fían de Gandia” pues argumentaba que “por un decreto del Gobierno del Estado, este año no se podía pedir préstamos”. Asimismo, continuaba la Teniente de Alcalde, “por tanto el que nosotros, lleguemos a acuerdos, con una empresa para garantizarle pagos en fecha cierta, desde luego es una garantía de cobro”. Por último, concluía manifestando que “cosa que nos gustaría a todos los ayuntamientos que cumpliera la Comunidad Valenciana”.