Gandia adquiere bicicletas de movilidad reducida


El teniente de alcalde de Tráfico y Movilidad, Vicent Mascarell, ha presentado hoy una novedad en el servicio público de bicicletas, conocido en Gandia como “labici”, que hace que la ciudad sea pionera en Europa: la adaptación del servicio para que puedan hacer uso del mismo personas con movilidad reducida.




 

Gandia adquiere bicicletas de movilidad reducida

Según ha explicado Mascarell, Gandia refuerza de este modo “su compromiso por la igualdad y la adaptación máxima de las personas con discapacidad”, acercándoles la posibilidad de participar en un fenómeno que en Gandia ha roto todas las expectativas iniciales, con más de 7.000 abonados en apenas un mes.

Mascarell ha destacado la importancia de esta iniciativa para la ciudad y la apuesta por la integración con un sistema innovador. Según ha explicado, Gandia apuesta por que “aquellas personas que por distintos motivos tienen una discapacidad física, puedan disfrutar de la bicicleta para desplazarse por la ciudad con facilidad y de forma sana y saludable”.

Por su parte, Felipe García, usuario con movilidad reducida y encargado del diseño y fabricación de las bicicletas adaptadas para el servicio, ha destacado que se trata de una iniciativa “innovadora y que demuestra que Gandia es una ciudad muy accesible, idónea para introducir este tipo de bicicletas”.

García ha explicado también que han intentado hacer la bicicleta lo más ligera posible, buscando además que la estética fuese lo más parecida posible a las del resto de bicicletas que completan “labici”. Según ha concluido García, está convencido del éxito de la propuesta y asegura que desde ámsterdam “ya nos ha llegado la demanda para que este tipo de bicicletas llegue a Holanda”, siendo así Gandia un referente y un modelo a seguir para el resto de ciudades europeas.